Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

30 de marzo de 2013

Capitalismo y verdades relativas

Vivir en un universo de verdades relativas es elogioso, mientras una verdad no se contraponga con otra, disputándose el mismo espacio.
Hacemos el tránsito de considerar relativa la verdad, en lugar de absoluta, para vivir cada uno la vida que desea según su entendimiento. ‏
Que reconozcamos que nuestra verdad es relativa, no la hace menos poderosa. Para nosotros, es una verdad absoluta. ‏
¿Qué pasa cuando la verdad relativa del otro invade nuestra vida y pretende que la vivamos según lo que piensa el otro? ‏lo que se presenta es un conflicto que se resuelve en la convivencia de las dos verdades relativas sin que una invada a la otra.
¿Pero qué pasa cuando los intereses del otro se contraponen a los nuestros y se enfrentan dos verdades imposibles de sobrevivir en conjunto? ‏ lo que se presenta es un conflicto irresoluble,  las dos verdades están siendo cuestionadas, y no hay otra que privilegiar una verdad sobre la otra. Es una cuestión de fuerza.
No hay que considerar sólo las armas o el poder económico, el origen de la fuerza. También el voto es una fuerza. La convicción propia. La mayoría popular consciente.
Si disputamos la verdad de los capitalistas es porque no es una verdad para nosotros, y estamos cuestionando la pretensión de verdad absoluta, sin la cual no habría un sistema impuesto.
El Capitalismo es un sistema que no puede existir si no es dominante y único. Cuando relativizamos su verdad, lo estamos asfixiando. ‏
La relatividad de la verdad del Capitalismo, jamás será aceptada por los capitalistas, sólo será defendida con argumentos que la hacen absoluta. ‏
El Capitalismo invade nuestra esfera de libertad, porque con su absolutismo no nos da margen para vivir sino de acuerdo a sus imposiciones. ‏
Pueblos sumergidos en la pobreza, como el nuestro luego del fracaso de la década del 90, debíamos habernos sometido, según ellos, al destino. ‏
Pero llegó un gobierno que torciendo apenas unas pocas de las verdades capitalistas logró torcer el destino de pobreza que nos consumía. ‏
El gobierno argentino cuestionó y relativizó algunas verdades del Capitalismo. No todas. Sólo algunas. Pero alcanzó para detener la miseria. ‏
Sin embargo, a pesar de los logros obtenidos a favor de los más pobres y también para los ricos, el poder capitalista se siente amenazado. ‏
Hay que entender que esto es así y "debe ser así". Los capitalistas deben considerar al sistema una verdad absoluta, si no, se destruye. ‏
¿Para qué entonces discutir con los capitalistas sobre la relatividad de su verdad? No es con ellos que discutimos, sino con los manipulados. ‏
Cuando discutimos la relatividad de la verdad capitalista no pretendemos convencer a los capitalistas, sino a las víctimas crédulas y mansas ‏
Este gobierno demostró que no es su intención destruir al Capitalismo sino apenas desestimar algunas de sus verdades relativas. ‏
Para que un gobierno se atreva a desestimar algunas verdades relativas del Capitalismo, debe disponerse a enfrentar a una fiera herida. ‏
Un gobierno que enfrenta verdades relativas del Capitalismo sólo puede hacerlo con el poder que le dan los votos y el manejo certero y astuto de legalidad democrática. ‏
Parece una ecuación sencilla el mejorar la vida de la gente cuestionando verdades capitalistas y ergo, conseguir los votos de sustento. ‏
Pero no es una ecuación sencilla sino entreverada, arteramente complicada. Los capitalistas saben que tienen que apuntar a restar votos. ‏
Es muy difícil cuestionar apenas una punta del sistema cuando los capitalistas tienen en sus manos el poder inmenso de distorsionar la opinión. ‏
Los capitalistas tienen el poder de hacer operativos contra un gobierno cuestionador, atacarlo en todo flanco y formar opinión en contra. ‏
La tarea de un presidente de cuestionar apenas alguna verdad del Capitalismo es más heróica que una Revolución armada, masiva y consciente. ‏
Hay un gran arrojo en los presidentes de América que cuestionan algunas verdades del Capitalismo, que reacciona con herida mortal. ‏
Sólo la convicción profunda popular del camino elegido por los gobiernos cuestionadores del Capitalismo puede sostener el propósito. ‏
Para sostener la convivencia racional con el Capital hay que debatir ideas, pero ellos no quieren escuchar: hay que debatir con la gente. ‏
Sepámoslo, la disputa de las ideas no es con los capitalistas, es con los que votan en Democracia su destino de miseria o su supervivencia. ‏
No están tan errados los capitalistas cuando sienten que quitarles algo es herirlos de muerte. El ciudadano avanza y la historia continúa. ‏
La izquierda impotente e intransigente se opone a quitarle un poquito de verdad al Capitalismo. Quiere todo o nada. Destruirlo o nada. Nada.
No hay camino más revolucionario para el cambio real de la sociedad en un avance sistemático y constante que empezar por una puntita.
El camino propuesto por la izquierda absolutista del todo o nada no sería tan malo, si no tuviera el objetivo de destruir el avance parcial y pequeño.
Estaría bueno tener una izquierda irredenta inconformista que estuviera vigilante de los pasos hacia la nueva sociedad, sin destruir los avances parciales.
Un gobierno que avanza en pequeño, cuestionando algunas verdades realtivas capitalistas, también es combatido por la izquierda necia.
El Capitalismo consume vidas, de viejos, de niños, de bebés, sueños, esperanzas. Salvar la mayor cantidad posible de estas vidas, es revolucionario. Dejar de salvarlas en pos de un futuro revolucionario totalizador, es mezquino, impiadoso, deshumanizado.
Considero al gobierno de CFK un gobierno revolucionario en el mejor sentido. Este es el camino a la construcción de una sociedad mejor.
El gobierno de Cristina no usa la palabra "revolucionario" para no asustar más a los capitalistas. Pero ellos lo entienden mejor que nadie.
Si estás esclarecido conceptualmente es tu deber solidario participar de la disputa por la opinión pública, debatiendo en tu círculo.
El poder inmenso de los medios, sus atractivos, sus personajes amables, nos convencen de ocultar y callar nuestra verdad relativa.
Las fieras heridas tienen fuerza para destrozarte y deglutirte. Ahora tenés que disputar a la opinión pública. Ahora. No esperes en silencio.
Que no te importe que no los convencés. No es fácil. Luchás contra un imperio poderoso. No los convencés, pero te observan, convencido.
Miles de palabras y debates no animaron a despertar a miles de jóvenes, como ver a Néstor Kirchner adentro de un cajón. ¿Por qué?
Las semanas siguientes a la muerte de Néstor Kirchner no alcanzaban las fuerzas para recibir a tantos miles de pibes despertados de golpe.
No solamente jóvenes despertaron con la muerte de Néstor. Adultos como el abogado periodista Pablo Llonto sufrieron una conversión poderosa.
La gente está aplastada por el aparato mediático que le describe una realidad catastrófica y no se permite tener fe en su propios ojos. Pero algo puede sacarlos del letargo y el sumergimiento. Algo puede despertarlos. Como ocurrió cuando murió Néstor. La convicción está taponada, pero en el fondo está, porque es la lógica.
El porcentaje que no votó a CFK no está formado todo por capitalistas. Está formado también por gente beneficiada por el gobierno. Qué pasa?
Muchos creen de verdad que el Capitalismo es una promesa de riqueza para cada uno. No entienden que esa riqueza necesita que haya pobres.
No queremos destruir al Capitalismo de golpe sino irlo controlando achicando sus perjuicios, salvando de la muerte a sus víctimas fatales.
La reacción de Pablo Llonto fue pedirle perdón a Néstor. Alguien tan inteligente y valiente, había resistido a ver la realidad, atado a fidelidades históricas.
Desde 678 se produce la reacción contestataria a los argumentos y falsedades naturales de la contrarrevolución permanente capitalista.
Se critica a 678 porque no existe debate con el oponente. Como si el oponente, defendiendo al Capitalismo, tuviera la mínima intención de aceptar que le cuestionen su verdad, relativizándola.
El debate en 678 no es con el capitalista ni con el mercenario comensalista. Es con el público manipulado por el poder mediático. Nuestra verdad, relativa, debe imponerse por la fuerza de los votos, porque es nuestra única oportunidad.





Si recibís este post por mail y querés comentar, no respondas a este correo. Escribí a evarow@gmail.com

Leer completo...

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...