Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

12 de enero de 2011

DE CÓMO MAGNETO DOMESTICÓ A FONTEVECCHIA

El primer diario Perfil de Jorge Fontevecchia, salió por primera vez el sábado 8 de mayo de 1998. Duró 84 días. Menos de tres meses. El viernes 31 de julio del mismo año, su dueño cambió la contratapa preparada, por el sonado título de cierre del diario: "Hasta pronto". Todos los empleados fueron sorprendidos leyendo el diario o alertados por algún llamado telefónico. Para todos los empelados fue una tragedia. Casi 300 famillias afectadas, entre ellas la mía. Roberto, mi marido, trabajaba de columnista de los domingos, en Perfil.



Clarín hundió a Perfil de un solo manotazo. Enterate cómo. Y no se puede creer que Fontevecchia ahora se una a la corte de Clarín y adhiera como un satélite más, de su órbita, a todos sus contenidos y presiones. O sí se puede creer, porque Fontevecchia ha sido domesticado por Magneto, con el método que sabe usar Magneto, su enorme poder puesto encima, como la pata de un elefante.


El diario

Fue un proyecto faraónico. Se tomaron 257 profesionales en relación de dependencia, 66 colaboradores permanentes, 25 colaboradores externos y 5 corresponsales en el exterior, algunos con sueldos de varios miles de dólares. Un editor ganaba 6 mil dólares. Se compró una máquina de impresión a color para todas las hojas del diario, una innovación absoluta. Esa máquina es una especie de mole enorme que ocupa un espacio gigantesco. El formato tabloide, la gráfica muy esmerada, las fotos de gran calidad y extendidas, cambiaban revolucionariamente los diarios blanco y negro como Clarín y La Nación.

Hubo una campaña publicitaria espectacular y muy agresiva, que apuntaba fundamentalemente contra el principal diario, Clarín. El lanzamiento publicitario fue el 23 de abril, dos semanas antes de salir el diario. Se presentaba el Manual de Estilo, se daba a conocer un Código de Ética y la novedosa figura del Ombudsman, el defensor de los lectores. El título del Código de Etica explicaba “Cómo leer el diario”. La idea publicitaria era tan brillante y provocadora como riesgosa. Cada publicidad era rubricada con una frase: “PERFIL, el nombre del diario”. El contenido de la publicidad era lo que sorprendía, por su audacia y agresividad. En un juego de contrastes, se planteaba un contrapunto en el tratamiento de la noticia. “Donde decía...”, empezaba la frase, para concluir: “debió decir...”.

La campaña se ocupó, entre otros, de Alfonsín (Donde decía “la casa está en orden” debió decir “el gobierno cedió ante las presiones”), Maradona (Donde decía “la mano de Dios” debió decir “tiro libre para los ingleses”), la Junta Militar (Donde decía Proceso de Reorganización Nacional debió decir Proceso de exterminio sistemático”), Neustadt (Donde decía “lo dejamos ahí”, debió decir “mejor no investiguemos nada”), Fidel Castro (Donde dice “líder revolucionario” debió decir “último dictador latinoamericano”) y hasta Susana Giménez, afectada por su divorcio de Huberto Roviralta que le costó una fortuna (Donde dice “¡Pobre Susana!” debe decir “todos somos iguales ante la ley”).

Hubo una segunda campaña publicitaria. No fue menos provocativa. “Hace 30 años, por pensar distinto lo despojaron del título”, decía, sobre un primer plano de Mohammad Alí. La misma apelación a la incomprensión de las mayorías por el papel de las vanguardias incluyó a Mariano Moreno, Einstein, Picasso, Freud, Piazzolla y hasta a Jesucristo. Hubo críticas, claro. Algunas de las más virulentas fueron publicadas por el mismo diario, una práctica absolutamente inédita en el periodismo argentino y que se repitió varias veces. Luis Majul, por ejemplo, a la semana de salir el diario lo acusó de “doble discurso” en una columna por el firmada. Lo que molestó a Majul fue una referencia a la guerra de Malvinas (Donde decía “seguimos ganando”, debía decir “estamos por rendirnos”) y, recordando que Tal Cual, una de las revistas editadas por Fontevecchia en 1982, apoyó abiertamente a la guerra, consideraba que el nuevo diario no podía “forjar su credibilidad” si “obviaba la autocrítica”.

Qué hizo Magneto

En medio de esa tormenta, Héctor Magneto, el CEO del grupo Clarín no demostraba ninguna preocupación por la inminente salida de un nuevo competidor. Eso, al menos públicamente. “No le temo a PERFIL, para nada. ¿Saben cuántos diarios han salido en los últimos 20 años en Buenos Aires? ¿Y cuántos han aparecido y desaparecido al poco tiempo?”, preguntaba a su vez con una sonrisa, firme en su papel de capitán del todopoderoso diario líder.

"Recuerdo que uno o dos días antes del lanzamiento varios conocidos que trabajaban en publicidad y a los que le había gustado mucho el diario me vienen y me comentan que no van a poder pautar, que alguna gente les advirtió que si lo hacían le iban a quitar los descuentos y los privilegios que tenían en Clarín y que obviamente no podían arriesgarse a eso. Se lo comento a Jorge, que había escuchado cosas similares y se resistía a creer que algo así pudiera pasar. Pero después de los avisos de compromiso del primer día, esos que saludan la salida de un nuevo medio, la publicidad, directamente... se esfumó”- dice Martiolo, director adjunto del diario.

El diario llegó a los kioscos el sábado y ya el lunes la publicidad brillaba por su ausencia. Entonces a alguien se le ocurrió una idea que pretendía cambiar esa historia. “Pensamos en colocar algunos avisos de clientes de Noticias en el diario, sin cargo, para que notaran que la publicidad tenía retorno, que les iba a rendir porque el producto era muy bueno y tenía el mismo target –cuenta Martolio–, pero Ernesto Secchi, el director Comercial de la editorial vino desesperado pidiéndonos que no lo hiciéramos, porque aún regalados los anunciantes tenían miedo de quedarse sin C l a r í n si salían en PERFIL, que si lo hacíamos ellos levantaban la pauta de la revista. Con Noticias no había drama: ahí el tema era el diario. El que estaba ahí... chau.

En la redacción se le encargó a una persona a leer absolutamente todo el diario, desde la tapa hasta la última página de los suplementos: tardó ocho horas y media. El diario tenía mucho texto, eso era indiscutible, pero la percepción de esa densidad tenía que ver con la ausencia de avisos en sus páginas. Esa es la opinión, por ejemplo, de Jorge Rebrej: “Con más avisos y menos contenido en cada página, hubiese sido visto como un diario más soft, seguramente. Pero a mí no me aburría. Había unas plumas fenomenales y además, uno podía leerlo en diez minutos, porque a pesar del gris del texto, el diario hablaba por sus fotos. Era un diario magnífico, un lujo”.

Preguntas a Fontevecchia domesticado.

¿Cómo reaccionó “Clarín” frente a la salida del diario PERFIL?

—Reaccionó… no sé si la palabra es con agresividad, pero sí muy activo. Se lo tomó en serio. Lo consideró un desafío importante e hizo todo lo que hacen las empresas hegemónicas en esos casos. Pero no es culpa de Clarín que PERFIL haya fracasado en el ’98. Es culpa de PERFIL. Era esperable que Clarín reaccionara de esa manera Para ganarse su lugar, toda obra nueva tiene que superar la resistencia de las existentes. Y PERFIL no pudo porque, además de los embates de Clarín, que fundamentalmente fueron efectivos para hacerle vender menos avisos, vendía menos ejemplares y llegaba a menos lectores de los necesarios para subsistir.

¿Pero fue la reacción de un competidor leal? No sé si estás en condiciones de contarlo, claro.

—Sí, no hay nada que no pueda contar. La verdad es que no tengo reproches porque Clarín es eso. Está en su naturaleza. No digo que no me haya sorprendido la contundencia de sus técnicas, pero esa reacción fue acorde a lo que es su natural estilo. Ahora, si la pregunta es si yo aplico ese método en las revistas de Editorial Perfil –que son líderes en su género– para dificultar el nacimiento de competidores, mi respuesta es no. Esas prácticas yo no las llevaría adelante.


Post Data:

1)Los testimonios y otros textos, han sido extraídos y/o resumidos de una publicación propia de la Editorial Perfil en la recordación del
10º aniversario del nacimiento del fallido diario.

2)Interesante nota en Página 12 de Miguel Bonasso sobre la publicidad de Perfil, y el perfil ideológico de su dueño.



Leer completo...

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...