Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

29 de julio de 2012

En 5 días se termina el Corralito. No se gasten, gangsters.

En 5 días se termina el Corralito.

(Este texto lo escribí en Twitter. Es una serie de reflexiones en 140 caracteres que varios lectores me sugirieron que los transforme en un post)

‏El Corralito fue la obra de lo que hoy se llama "la oposición”. Lo levantaron Néstor y Cristina.

‏La brutalidad militar, los intereses de la oligarquía agro-financiera, la ineptitud y genuflexión de todos los demás, acabó en el CORRALITO.

‏En el CORRALITO está el dinero de todos los que tenían ahorro en los Bancos en diciembre de 2001. De todos, fuera mucho o poquito.

‏En 5 días se termina EL CORRALITO. Eso fue el fin de la Argentina. Nos dejaron sin dinero a todos. Por seguir las reglas del FMI.

Nos hicieron creer que entrábamos al Primer Mundo, como el de España y los países europeos que hacían las cosas bien y terminamos todos mal.

Al Corralito lo pagaron Néstor y Cristina. Con orden e inteligencia en el manejo de nuestra plata. Pagaron las deudas que "otros" generaron.

‏Los que generaron la deuda, la que pagaron Néstor y Cristina, ellos dicen ahora que este es un gobierno corrupto.

‏Los que generaron la deuda (el muerto que levantó este gobierno) se atreven ellos a hablar de corrupción, y al pagador lo acusan de corrupto.

‏Nos llevó más de una década pagar sus deudas, las de los borrachos como Galtieri, los ricos como Biolcatti, los imbéciles como Cavallo.

La deuda que generó una cretina hipócrita como Patricia Bullrich, que no mueve el culo del asiento del Congreso.

Los miembros de la oposición política debían ser acusados de MALA PRAXIS y que no vuelvan a disponer ellos de las reservas del Banco Central.

Yo soy una víctima del Corralito. No me avergüenza haber cobrado el dinero de la casa donde mi familia vivió, de mis padres inmigrantes.

Sinceramente Cristina, yo haría Feriado Nacional el día en que se termina el Corralito. Y una jornada de reflexión para todos los habitantes.

No me avergüenza haber tenido en el banco la indemnización por despido de 17 años de trabajo de mi marido y la casa de mis padres muertos.

Toda mi vida fue a parar al Corralito y allí se quedó desmigajada. Tengo memoria y piel sensible. No perdono. No olvido. Los K me revivieron.

Si alguien podía robarme de esa manera, dejarme sin un centavo, de dinero que era legítimo y legal, yo había estado equivocada toda la vida. ‏

El mío es un testimonio de vida. Me hundí en diciembre de 2001. No sólo por el dinero. Se hundió mi dignidad. Y todo en lo que había creído.

Todas los valores morales de mis padres y los míos fueron a dar al Corralito. Ahí se terminó el valor del esfuerzo del trabajo y del ahorro.

‏Y llegaron Néstor y Cristina y comenzamos de nuevo, de las cenizas. Lentamente fuimos recuperando. Mucha más dignidad que plata.

‏Néstor y Cristina me recuperaron la dignidad, eso hizo que haya podido levantar la cabeza y decir otra vez que vuelvo a creer en algo.

No se si se dieron cuenta algunos, los más jóvenes. Empezamos el país de vuelta con NyCFK. De cero. República Argentina SA había quebrado. ‏

Volví a creer con Néstor y Cristina, pero en cosas tangibles, no en mentiras. Esto funciona. Lo otro nunca funcionó. Lo otro fue una trampa.

Por muchos meses, hasta agotar mi stock, yo seguí vendiendo considerando que un peso era un dólar. No podía aumentar los precios al triple.

‏Con una retracción del mercado como no había vivido en 30 años de trabajo, no podía poner mi mercadería, toda importada, al cambio real.

Así que, en ese fatídico 2002, yo miraba mi mercadería irse a la tercera parte de su valor, para poder comer. Mientras me comía una vida.

Me detuve a mirar en especial un armazón francés de lujo, que pagué 90 dólares y lo estaba vendiendo a 50 pesos, para pagar las expensas.

El armazón francés se quedó en mi retina como una fotografía hiriente que me lastima y lastimará, porque cuando se fue se llevó mi inocencia.

Y ese armazón francés, me quedó en los ojos como una fotografía. Lo sigo mirando. Y lo seguiré mirando, con sus volutas doradas y su finura.

Y yo tuve suerte. Mucha suerte. Al lado de tantos otros que lo pasaron infinitamente peor que yo. Me acuerdo de una familia cartonera.

‏Los cartoneros hurgando en la basura, aparecieron de golpe por decenas en cada cuadra de la Capital. No eran indigentes ni desarropados. No.

‏Los cartoneros que aparecieron de la noche a la mañana por mi cuadra eran limpios, bien vestidos, gente que hasta ayer tenía trabajo.

‏‏Elegí ayudar a una familia cartonera. Cuando venían, los chicos entraban a darme un beso. Yo les juntaba la basura de toda la cuadra. Papel.

¿Los volveré a ver algún día?¿Habrán resistido?¿El papá tendrá trabajo? Los chicos ya serán adolescentes. ¿Habrán podido estudiar?

‏Yo tenía una mujer que limpiaba que no pude pagar más. Ella me contó llorando que el hijo había cartoneado y se clavó una aguja de jeringa.

‏Qué mierda que tantos tengan tan mala memoria. ¿O los que más sufrieron están muertos porque no resistieron?

Néstor me devolvió la esperanza y la dignidad. Néstor me rescató del túnel oscuro sin final en el que vivía, sin creer más en nada. Sí, él.

Un día vino Néstor y empezó a jugar con el bastón de mando. Esa metáfora yo la entendí de entrada. Vengo a dar vuelta las cosas, decía.

José Pablo Feimann escribió "Un flaco como cualquiera" en Página 12. Y yo volví a sonreir y a imaginar un futuro de revancha. De revancha!!!

En mi barrio comercial las cortinas se habían bajado. Con Néstor se empezaron a levantar y aparecían cartelitos a mano "busco empleado".

‏¿Qué me iba a decir a mí Ernesto Tenembaum que el gobierno era malo? En la desgracia no sólo te acosan los enemigos, se les suman tus amigos.

La desgracia que viví, con tantos argentinos, algunos con memoria, otros que se habrán perdido, me hizo cambiar de amigos. Llegaron nuevos.

Desde que salí la primera vez en 678, descubrí un montón de vecinos que no conocía, que hoy son amigos entrañables.

‏Cuando alguien me saluda desde la esquina y se corre un poco para que lo vea sacudiendo el brazo, se que tengo una nueva oportunidad.

‏Desde que por mi blog me invitaron a 678, los vecinos que no conocía que piensan igual que yo, me saludan hasta de lejos moviendo el brazo.

Ningún precio pagué, pura ganancia no monetaria, ganancia real, amigos, fraternos, que nos reconocemos.

Y tantos amigos de Internet, como Mordi que está en Francia, o Ariel en Brasil y tantos que no nos hemos visto la cara pero tiramos igual.

Por todo lo anterior, el día en que se termine el Corralito, dentro de 5 días, voy a festejar con sidra, brindando por N y CFK.

Para los que logramos sobrevivir y recuperarnos del fondo del pozo, aunque más no sea que sacando la cabeza, la caída fue una lección total.

Y otra vez somos apetecibles. Tenemos unas reservas en el Bco Central que más les gustaría robárselas para sí mismos y tomar crédito.

Minga me van a instalar una duda sobre el gobierno, no se gasten, gángsters. ‏

A veces pienso en tantos que se fueron antes de ver este momento de la historia que ya lleva una década, y me siento privilegiada por vivir.

En 5 días se termina el Corralito. El Corralito fue la obra de lo que hoy se llama "oposición" Lo levantaron Néstor y Cristina.

No se gasten, gángsters. Ya se llevaron mi vida anterior. Esta no se las voy a entregar.


Si recibís este post por mail y querés comentar, no respondas a este correo. Escribí a evarow@gmail.com

Leer completo...

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...