Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

13 de julio de 2009

RODOLFO TERRAGNO EL ÚLTIMO CABALLERO DE LA POLÍTICA ARGENTINA

Querido lector, recorramos juntos un ejercicio de análisis político y literario, y no te canses antes de partir porque te parezca demasiado largo, te prometo una gran satisfacción al terminar de leer. Eso, si no sos oposición al kirchnerismo. Porque si lo fueras, vas a salir mal parado.



¿Por qué digo "caballero"? Porque a pesar de no estar en el gobierno, no es la misma clase de opositor que surgió el desgraciado año 2008, sino uno digno, que rescata la dignidad de la política al no agregarse al coro de los ataques impiadosos, desmesurados, insultantes, negadores de todo mérito, con los que todos los políticos de la oposición agreden a diario al gobierno desde los medios.

No sólo se separa del discurso general, sino que más allá de ser capaz de construir un discurso sin agravios y con criterio, es capaz de construir "una idea", una mínima idea valiosa para atravesar este tiempo post reelección.

Pero Terragno no arma un desbarajuste apoyando al gobierno directamente, poniéndose de uno de los lados de la cancha cuyo terreno marcó este conflicto con el campo. Sale preservado como un hábil adiestrador de palabras. Produce un texto que hay que desovillar para descubrir, que con elegancia y sutileza de caballero consigue darle palos a la oposición, de aquellos que se hubieran merecido recibir sin asco, por todos y cada uno de los criteriosos que se escondieron bajo la alfombra en nuestro país.

Lean conmigo lo que dice Terragno en una parte del texto:

"Las últimas semanas asistimos al festival de la abulia. En vísperas de una elección que debía abrir debates sobre el estado del país y sus perspectivas, la minucia sustituyó a la idea.
El Gobierno se peleaba con Clarín; las listas estaban pobladas de falsos candidatos; todos los políticos vivían pendientes de “Gran Cuñado”; la propaganda proselitista tenía menos contenido que la de Heineken; y los debates eran torneos de sarcasmo.

Muy pocos se atrevieron a enumerar, siquiera, los subtítulos de un proyecto. Hubo quienes insinuaron preocupación por la eventual falta de energía eléctrica. Otros hablaron, con timidez, sobre la redistribución del ingreso. El latiguillo más oído fue “calidad institucional”. No se discutió si el país podía (o no) crecer a tasas asiáticas; y eso que, de no aumentar el PBI a razón del ocho por ciento todos los años, en 2019 todavía estaremos por debajo del ingreso per cápita que Libia tiene hoy día.

Todos callaron (o ignoraban) que hacen falta 6.200 millones de dólares anuales para producir los kilovatios con los cuales alimentar semejante crecimiento.

Los que prometían redistribución del ingreso no supieron decir si crearían nuevos impuestos o modificarían las alícuotas de los actuales. Tampoco se ocuparon del gasto, absteniéndose de identificar a los santos que desvestirían para vestir a otros. Nadie presentó la fórmula para reducir la desigualdad social sin desfinanciar al Estado ni afectar la inversión.

Ni siquiera hubo creatividad para proponer el perfeccionamiento democrático. Peor aún, el 29 de junio ya se escuchaban los susurros de quienes -luego de exigir “calidad institucional”- acariciaban la idea de un cogobierno o un recambio. Como si un traspié del oficialismo, en una elección intermedia, pudiera asimilarse a una revocatoria de mandato."

Analicemos juntos los dichos anteriores:

Terragno presenta críticas increíblemente livianas al gobierno. Lo hace apenas sobre el tono de la campaña casi por obligación a la ecuanimidad (el gobierno se peleaba con Clarín, dice), pero deshabilita a la oposición de todas sus mañosas medianías. Juega a que está hablando de gobierno "y" oposición, pero a las claras la que resulta atacada es la oposición, hasta ahora inmaculada víctima del gobierno maldito.

Cuando dice "las listas estaban plagadas de falsos candidatos", obviamente no se refiere sólo a las candidaturas testimoniales propuestas por Kirchner. Si hubiera querido hubiera dicho "la lista del gobierno", pero eludió decirlo así. Eligió hablar de "las listas" en plural, dando por entendido lo que entendemos todos los que no estamos ciegos, que Michetti ejerció primero que nadie una candidatura testimonial a la vicejefatura de gobierno, a la que renunció para ser legisladora. Lo que diferencia ambas posturas es la enorme hipocresía del PRO que esconde la mano y critica en el otro lo mismo que hace, mientras que Kirchner fue de frente. Y Terragno tiene la dignidad como para observarlo, la dignidad que perdieron todos los críticos en la Argentina.

En la cita a "Gran Cuñado", se sabe que cuáles fueron los candidatos que participaron, los candidatos del gobierno no fueron. El golpe es a la oposición. A Michetti, a Macri, a Narváez. Y todos sabemos que Carrió hace su propio Gran Cuñado cuando va a televisión a hacer su personaje demencial y escandalizador que suma audiencia, para lo que la invitan a hacer sus "torneos de sacarsmo", como dice Terragno.

En cada sujeto que Terragno utiliza sin identificar, no hay otro palo por la cabeza novedoso que el que recibe la oposición.

El gobierno vive reclamando el derecho a utilizar recursos para la energía necesaria del crecimiento sostenido, el modelo fue capaz de no hacer faltar energía en los dos mandatos, el gobierno supo crear un aumento de las retenciones aunque Terragno se refiera los "impuestos" eludiendo el debate con intención, como diciendo que si estuvieron en contra de las retenciones debieron haber contestado a la pregunta de la Presidenta ¿de dónde saco los recursos que necesito? Terragno le reclama todas esas cosas a la oposición.

Léase de nuevo el texto, esta vez pensando sólo en la parte que le toca a la oposición que está englobada en sujetos que incluirían al gobierno. Y véase que es la más grande de las palizas recibidas por parte de un crítico que no es kirchnerista.

Sigue Terragno sin identificar algunos sujetos, e identificando ahora a algunos, y lanzando una idea que contiene por fin las ideas que quiere debatir el gobierno desde siempre y la oposición le niega:

"El resultado electoral fue aleccionador: desautorizó las ínfulas, desarmó la arbitrariedad y dio lugar a un Congreso, que estaba obligado a obedecer, y ahora quedará en condiciones de debatir.
La oposición deberá contribuir a que el Gobierno -ahora con más modestia y más controles- cumpla su mandato.

El tiempo de los grandes cambios será 2011. El país debe llegar a esa fecha con opciones reales, no con la reiteración de la abulia que caracterizó a la reciente elección. Hay, en el público, avidez por nuevas formas de encarar los problemas públicos.

Dos semanas atrás, lancé una convocatoria a políticos, intelectuales, juristas, economistas, científicos, técnicos, empresarios, trabajadores, universitarios, sociólogos, educadores, sanitaristas (en todos los casos, sin distinción de género) y ONG dedicadas al perfeccionamiento institucional, la justicia y la transparencia. La respuesta ha sido tan amplia como entusiasta.

El propósito es elaborar, como un aporte al debate nacional, el “Plan 10/16”: un programa de desarrollo económico y social que debería aplicarse entre el Bicentenario de Mayo y el Bicentenario de la Independencia. Según mi convicción, si seis años bastaron, en el siglo XIX, para que nuestros antepasados construyeran -de la nada-, una nación, seis años deberían alcanzarnos para hacer, de esta Argentina sin ilusiones, un país de esperanzas.

El plan no empieza por dar respuestas prematuras. Formula, con rigor, las preguntas desde las cuales hay que partir para diseñar un programa eficaz. Existe entre los políticos y los economistas poca conciencia -o deliberado ocultamiento- de los efectos secundarios y colaterales que tienen las decisiones que se toman desde el Estado.

Supongamos que se quiere:

* Promover las exportaciones, y proteger a la industria nacional de ruinosas competencias externas, previniendo así una ola de quiebras y despidos. Para esto, conviene un dólar caro.
* Lograr la estabilidad, para evitar que la inflación distorsione los precios relativos, corroa los salarios y licue la confianza de los inversores. Para esto, conviene un dólar barato.
* Para promover las exportaciones, proteger la industria local y mantener la estabilidad, se requiere un equilibrio cambiario; y éste depende, a la vez, de un conjunto de decisiones y controles.

A menudo, el público (y los propios políticos) rechazan las discusiones “técnicas”, porque parecen arcanas; o propias de funcionarios de segunda o tercera línea. Los dirigentes se ufanan de la importancia que tienen las “decisiones políticas”, pero tales decisiones valen de poco si se ignora cómo implementarlas. A eso -fijar objetivos políticos y hallar las fórmulas técnicas para alcanzarlos- está dedicado el Plan 10/16. "


Deliberadamente dejé para después la primera parte del artículo publicado en la Revista Debate el 10/07/2009, que es una alegoría histórica, materia de la cual Terragno es un estudioso, que también es interesante escrudiñar, porque también hay una defensa del gobierno y una crítica a la oposición.

Me atrevo a decir que a Terragno se le deslizó un apoyo efusivo al gobierno, si no, para qué escribió todo el texto que le amerita la conclusión "muchas veces se requiere navegar contra la corriente". ¿A quién se lo dice Terragno? ¿Quién navega contra la corriente en nuestro país?

DIGANME POR FAVOR, SI NO ES EL GOBIERNO EL QUE NAVEGA CONTRA LA CORRIENTE. Y si no es el gobierno, entonces busca formar una oposición que navegue contra la corriente de ésta oposición, cosa que no es poco. Tirarse contra toda la oposición, no es poco.

Leamos ya lo último, que es el principio de la nota:

"Los humanos -advertía Jorge Luis Borges- no tenemos el don de predecir: concebimos el futuro como una mera prolongación del presente. Hay, sin embargo, quienes se esfuerzan por sobreponerse a tal limitación. Imaginan un porvenir deseable y se esfuerzan por inducirlo. En vísperas del Bicentenario, conviene recordar qué pensaban, en los albores de la nacionalidad, los políticos abúlicos; y qué hacían aquellos que estaban organizando el futuro.

Los primeros creían que Manuel Belgrano debía replegarse a Córdoba y que José de San Martín debía interrumpir su marcha al Perú. Ambos próceres fueron llamados desde Buenos Aires para que asumieran tareas “superiores”, como doblegar a José Gervasio de Artigas, Estanislao López y Pancho Ramírez. Los dos se negaron.

Si Belgrano hubiese obedecido al Triunvirato, y oído a la opinión pública porteña, habría abandonado la frontera norte. En ese caso, los hombres del virrey José Fernando de Abascal habrían perseguido a los patriotas hasta Córdoba y quedado a un paso de Buenos Aires. Belgrano sabía que era preciso cortar la marcha realista hacia el sur; y lo hizo con los formidables triunfos de Tucumán y Salta.

Tiempo después, José de San Martín cruzó los Andes -una hazaña que, de haberse guiado por encuestas, jamás habría emprendido- y, ya consolidada la libertad chilena, no volvió a las Provincias Unidas, como le exigía la dirigencia porteña. Se dirigió por mar al Perú, para atacar al imperio hispanoamericano en su corazón. De no haber sido por tal desobediencia, el Virreinato del Perú se habría mantenido firme, Fernando VII habría acudido en la ayuda del virrey y Sudamérica habría sufrido un grave retroceso.

Cuando se brega por el bien común, con objetivos bien definidos y planes para alcanzarlos, muchas veces se requiere navegar contra la corriente.

A casi doscientos años de la Revolución de Mayo, la Argentina necesita de belgranos y sanmartines. No puede aspirar, claro está, a la repetición de aquellos prohombres irrepetibles; pero requiere de dirigentes dispuestos -si no al ciclópeo cruce de los Andes o a la metamorfosis de un abogado que se vuelve heroico general- por lo menos a emprender tareas muy arduas, con metas ambiciosas, tesón indefectible y honradez a toda prueba.

Para descubrir a tales dirigentes, se debe empezar por discernir entre los abúlicos y los que pretenden organizar el futuro."

¡¡¡BRAVO TERRAGNO !!!

Leer completo...

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...