Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

11 de diciembre de 2009

Mi hermana Golde y yo-Impresiones sobre Israel


Mi hermana Golde y yo

Creo que a ella, estoy segura, le hizo muy bien que yo fuera a verla, pero nunca me imaginé lo bien que me haría a mí.

Debe ser espantoso quedarse solo en el mundo sin nadie de la propia familia, sin los hermanos, los padres, los abuelos, los primos, los tíos, cuando uno los tuvo y no murieron de muerte natural sino que desparecieron del mapa. Y que de pronto alguien de su sangre venga a estrechar lazos debe ser un pequeño bálsamo. Tengo una hermana que vive en Buenos Aires, puede decir ahora Golde a sus conocidos. Antes también podía decirlo, pero sentía que estaba ocultando que no había lazos reales, y creía que la hermana no tenía interés en establecerlos. Porque también cree que nuestro padre no tuve interés en verla, y no lo perdona.

En cierto momento de la última reunión, cuando estábamos hablando todos a corazones abiertos, Golde, llena de satisfacción y sonriendo como con picardía, dijo refiriéndose a mi padre: sigo pensando que él debía haber "vendido sus pantalones" para venir a verme. Insisto en que lo dijo graciosamente, como diría una criatura que no renuncia a un capricho. No mostró rencor ni dolor, mostró dignidad, lo dijo por dignidad, ya no por dolor del desprecio, porque me tenía a mí ahí para curarse de las sospechas del desprecio. Entonces yo le contesté en el mismo tono gracioso que usó ella, "bueno, yo vendí mis pantalones para venir a verte," como diciéndole que ya era hora de cerrar las heridas, y ella asintió con un gesto de la cabeza como diciendo "así es".

Pero a mí me hizo tan bien como no sospechaba. Volví como habiendo saldado una cuenta que me condenaba. Me saqué un peso enorme del alma. Hice mi parte. Y me independicé de lo que hizo o no hizo mi padre. Yo cumplí con ir a conocerla, que es lo que ella quería, y la he homenajeado todo el tiempo hablando de lo orgullosa que estoy de su historia. Le mostré este blog, le mostré los comentarios, se los traduje, y se sintió muy halagada, se sintió muy importante para mí.

Hoy puedo mirar la vida con más tranquilidad, alcancé una completud que nunca había tenido.

Mis impresiones sobre Israel

Nadie puede pensar que yo pueda tener impresiones de valor sobre un país que visito en 10 días, y no yendo de turista. Lo único que puedo decir, es que desde mi particular punto de vista, (que irrita a los judíos que hoy se las dan de sionistas porque Israel es una potencia, pero cuando era un páramo el sionismo les era ajeno), siento que ha sido una desgracia que un pueblo europeo, de Occidente, haya tenido que ir a parar a un territorio metido en oriente medio, con sus características tan ajenas a la evolución cultural de Europa. Cuando miro a los judíos europeos metidos entre los árabes veo un despropósito muy grande de la historia. Ahí no puede haber sino problemas para alguna de las dos composiciones culturales. Y el problema lo tiene siempre el sector más sumergido económicamente.

Me pregunto qué hubiera pasado si el enfermo de Hitler no hubiera hecho lo que hizo con los judíos en Europa, que bien habría podido hacer la misma guerra sin tomárselas contra ellos, porque no tenía ninguna necesidad, como ocurrió en la Primera Guerra que los judíos lo pasaron tan mal como cualquiera, pero no se los llevaron en masa de sus casas.

Me pregunto si el idish hubiera desaparecido. Y me contesto que seguro que no, pero que el judaísmo europeo se hubiera mantenido menos segregado interiormente y que estaría integrado felizmente a estos tiempos de democracia donde los derechos de las minorías se hacen efectivos. Imagino a Europa con sus judíos inmersos en el desarrollo que tuvo posteriormente a la guerra con Alemania, y los veo modernizados e integrados mucho más a la sociedad de lo que les permitieron en los dos milenios anteriores. Los veo ciudadanos efectivos participando de toda la vida común, como sucede en América, con el antisemitismo en el recuerdo.

De no haber sido por Hitler y por el antisemitismo de toda Europa en esos tiempos, el Estado de Israel no hubiera existido y el problema palestino no hubiera existido. Pero francamente no les dejaron opción. El Estado de Israel se tuvo que crear porque no había otra. Los judíos sobrevivientes, terminada la guerra, no podían ni volver a sus casas ocupadas por sus vecinos cristianos, y los gobiernos de los distintos países lo único que querían es sacárselos de encima. NO quedaba otra. Y tampoco les fue fácil crear el Estado, tuvieron que luchar mucho para tener un territorio sobre el planeta donde no fueran objeto de masacre. Y los árabes les hicieron la guerra al otro día de declarado el Estado por las Naciones Unidas. Los árabes no aceptaron la partición del territorio, no quisieron declarar un Estado propio en ese momento. Y sí, los judíos los corrieron, los echaron, les ganaron la guerra.

Nosotros, los argentinos, también les hicimos la guerra a los ingleses por nuestro territorio en Las Malvinas. A nosotros también nos ganaron la guerra y nos echaron. Claro que no nos echaron de nuestras casas, eso sería otra cosa. Pero nosotros, los argentinos, sí echamos de sus casas a los pueblos originarios, les robamos sus tierras y matamos a los que pusieron en contra, y "limpiamos el territorio" más allá del Río Colorado en la Campaña al Desierto que no estaba desierto sino poblado por indígenas. Y mantuvimos y mantenemos a los pueblos originarios que viven todavía en el Norte relegados y hambreados, en la miseria, sin ningún plan de integración a la sociedad común. No hay diferencia con lo que hizo el Estado de Israel.

La constitución de un Estado Nacional burgués, siempre es sobre una guerra de independencia y contra todo el que se oponga en el camino. No estoy disculpando a nadie. Los hombres tienen un margen de acción en las posibilidades reales. Y son todos muy crueles y sanguinarios. Pero no había ninguna necesidad de echar a los judíos de Europa, y a los europeos les cabe más culpa de la creación del Estado de Israel y los sufrimientos de los palestinos, que a los propios judíos. Yo sigo insistiendo en que se hagan cargo todos del problema que se originó con los palestinos.

Hasta aquí llego con mi apoyo a Israel, apoyo la creación del Estado de Israel, haya sido como haya sido, en el lugar que fuera, aunque me hubiera gustado que hubiera sido en otro lado, en Prusia Oriental por ejemplo, en Koenigsberg, territorio con el que se quedó la URSS. Bien podría haberse creado ahí el Estado Judío, pero yo insisto en que la intención fue la de expulsar al pueblo judío del territorio de Europa. El Estado de Israel es el Estado que crearon para sí los judíos expulsados que no consiguieron entrar en otro lado del globo terráqueo.

Lo que sigue en la historia de Israel ya no lo reconozco como propio. No me interesa el idioma hebreo. No me interesa la propuesta cultural de central del judaísmo que ofrece el Estado de Israel. No tengo nada que ver con eso.

Mi identidad judía no tiene nada que ver con la historia "sagrada", por lo tanto no me significa nada emocional el territorio de Medio Oriente, todo lo contrario, nada más ajeno a mí que el Oriente, donde vivió hace miles de años el ancestral pueblo hebreo del que vengo que nada tiene que ver con la cultura europea de los judíos.

Soy atea, como tantos y tantos judíos que vivían en Europa. Sí me reconozco en la cultura del idish y en el modo de ser de un pueblo europeo que no transó con el cristianismo ni el cristianismo transó con él. El pueblo judío europeo que no era para nada homogéneo, tuvo también su expresión en la mayor contribución a la sociedad común, con los mayores valores universalistas de muchos de sus individuos que mejoraron la vida humana toda, no sólo la de los judíos. Quién puede no estar orgulloso de tener un Einstein, un Freud o un Marx, un Baruch Spinoza, de un Trotsky, de un Daniel Barenboim, en su pueblo, como frutos dulcísimos de la herencia cultural propia. Quien puede no estar orgullosa de los miles de obreros que formaron el Bund, y de los que lucharon por el socialismo como solución para el antisemitismo. En ellos me reconozco. Me reconozco en el esfuerzo universalista del judaísmo europeo. Me reconozco en un judaismo que contribuye con sus valores a la humanidad.

No participo de la actualidad judaica proisraelí, ni de la actualidad judaica de ninguna especie, porque no hay actividad judaica según yo la quisiera, no existe, simplemente se murió con los judíos en los ghettos y en los campos de concentración.

Defiendo la existencia del Estado de Israel, y lo haría aún no siendo judía, pero por ser judía no tengo por qué hacerme cargo de la política respecto de los palestinos. Ser judía no es lo mismo que ser sionista. Aunque pelotudos como el del Anónimo que me llamó renegada crean que es así, igual que los pelotudos antisemitas que quedan todavía. Como judía no tengo por qué opinar sobre lo que haga un Estado donde no vivo. Yo no voto allá. Aunque sí debo opinar como persona. Y lo que sucede con los palestinos no me parece bien, igual como a Shlomo Shlutzky, que tampoco le parece bien y vive allá.

Ah, me olvidaba. Todo en Israel es muy moderno, hay flores por todos lados, se riegan inteligentemente los canteros a pesar de que no hay agua, y se vive muy bien en general. Se viaja por espectaculares autopistas llenas de orden y no hay carteles de publicidad para no distraer al conductor. Son muy severos con las multas por infracciones de tránsito y se deja cruzar al peatón cuando no hay semáforo. Y va en serio. Todo el mundo cumple con las ordenanzas. Nadie tira un papelito al suelo y no se puede tirar ni una colilla de cigarrillo. No se puede fumar en ningún lado, ni en los autos particulares.
Pero todos los chicos van tres años al Ejército, y cada tanto los padres tienen el "culo envaselinado" porque se van al frente. Eso tampoco es vida.

48 comentarios:

Mauri K dijo...

Y Golde que piensa de todo eso?
es decir..que piensa de tu punto de vistra?

Ariel K dijo...

Gracias por compartir su historia, ha sido un placer leerla.
Saludos.

Anónimo dijo...

טייער פריינד:

Dos preguntas

Primera pregunta: tuviste oportunidad de charlar en Israel con judíos mizrahies? Es una experiencia interesante. Mientras se sabe mucho del sufrimiento del judío europeo y de los palestinos, se sabe poco de las vivencias de este grupo.Te referís a Israel como refugio de judíos europeos. La mitad de los judíos que viven en Israel provienen del mundo Árabe. Es verdad que su situación se hizo insostenible luego de 1948, lo cierto que hasta entonces eran ciudadanos de segunda con ocasionales masacres. Es interesante que aunque el holocausto se produjo en Europa, existe aun así una importantísima comunidad judía. En el mundo árabe no hay casi judíos (de 800.000 pasaron a unos pocos miles) y los que no se fueron a Israel huyeron a Europa (los judíos argelinos) o en menor medida a EEUU.

En segundo lugar: de verdad que Israel es para vos simplemente un refugio pragmático para los judíos? Porque tus escritos aportaban un grado de emoción que partían de tu desgarradora historia familiar pero que parecían ir luego más allá de eso: parecías estar un poco emocionada por visitar “el país de los judíos”. No digo que no haya sentimientos encontrados por el sufrimiento que esto generó a los palestinos. Pero de verdad parecías emocionada.

Besos y gracias por compartir tus hermosas y dolorosas experiencias con nosotros!

Eva Row dijo...

Mauri,
mi hermana no me preguntó ni una vez qué pienso de Israel, si me gustó o no me gustó, y en ningún momento se mostró particularmente interesada en discutir sobre el tema, ni yo discutiría con ella, porque ella es el caso incontrastable por el cual la creación del Estado de Israel se hizo imprescindible. Ella me contó que todos los rejuntados de Polonia estaban cada uno de ellos solos en el mundo, que les habían matado a todos sus familiares, y que ni pensaban en volver a sus casas que estaban ocupadas, y que ni podían imaginarse la vida sin sus vecinos y entorno judío al que estaban acostumbrados comunitariamente. El judío de Polonia vivía en comunidad, sin comunidad no imaginaban la vida en ese país. Además Polonia no dejó salir a su población porque se hizo comunista, solamente permitió a los judíos irse al Estado de Israel. No les quedaba otra Mauri.
En un momento ella me contó que su nieto Eial fue a la guerra y estaba en un barco, y se decía que un barco de la Marina Israelí había sido explotado por el alcance de un disparo en el mar, y que su hija Israela, la mamá Eial se volvía loca porque no había información. Entonces yo le dije, muy lindo Israel, pero esto no es vida, y ella me asintió con la cabeza.
Cuando Shlomo nos hizo el reportaje, yo hablé en castellano y dije mi pensamiento sobre Israel, ella no entendió, pero cuando alguna vez vea lo que haga Shlomo con la película, ahí vamos a ver qué dice de mi pensamiento. Lo que se enteró todo el mundo de la familia es que yo me declaro atea, igual que mi hermana, y tuve muchas expresiones contra la religión, y noté que todos ellos piensan igual que yo. De hecho no comen kasher y compraron jamón cocido, y comen carne con leche. Creo que están orgullosos de Israel, pero nunca me hicieron ninguna mención al tema, nadie tuvo expresiones chauvinistas, de esas que acá hay todo el tiempo de parte de los judíos que se las dan de sionistas.

Eva Row dijo...

Anónimo 3,

Gracias por escribirme en idish, es muy tierno de tu parte, pero debo decirte que como soy mujer, en lugar de "taier" se dice "taiere", que es el femenino, pero no importa, la intención vale, y me encantó ver las letras. Las letras de la escritura en idish ejercen un poderoso atractivo para mí, que pierden cuando la escritura es en hebreo, yo hebreo no entiendo ni jota.

Tu primera pregunta la contesto con un NO. En Israel sólo hablé, aparte de mi familia, con el conserje del hotel Micki que es un beduino encantador y hospitalario, que se confiesa solidario con el Estado de Israel a pesar de no ser judío, que dice que lo que se publica no es tan así, que hay muchos israelíes buena gente que quieren la paz con los palestinos, y que hay muchos palestinos que no están de acuerdo con el terrorismo contra el Estado de Israel.
La verdad es que no sabía nada de lo que estás contando de los judíos orientales de los países árabes. Acá en la Argentina también hay muchos, más que nada en el Once donde yo vivo, y jamás nadie me comentó que hayan tenido antisemitismo en sus países. La verdad es que no me siento formar parte de nada con el judío oriental, como no profeso la religión, nada me une a los judíos orientales, nada más que lo que me une a cualquier persona, no tengo nada contra ellos, pero no tengo nada que ver con ellos en general, sí con cada uno en particular, conozco mucha gente encantadora, pero de ahí a tener algún vínculo especial, no.

La segunda pregunta: mis escritos no aportaron ninguna emoción por la tierra de Israel, porque no siento nada especial por Israel. Es más, te digo que rechazo el Oriente todo, desde siempre no ahora. Nunca soporté ni la decoración árabe, ni los íconos del Imperio Bizantino por más que fueran antiguedades valiosas. No me gusta, qué le voy a hacer. En cambio si me mandás a Praga, me puedo morir de la emoción. Tampoco me gusta el Kremlin ni nada del arte ruso de la Iglesia ortodoxa, ni lo turco ni lo búlgaro. En cambio me gusta Roma, qué le voy a hacer, veo toda la arquitectura romana y me llena de admiración, también la griega por supuesto. Tampoco me gusta lo japonés ni lo chino ni lo indio. La verdad es que yo misma estoy asombrada del nulo sentimiento que me generó visitar el país de los judíos sobervivientes del nazismo y los que se les unieron después. Te aclaro que para mí no es "el país de los judíos", es el país de algunos judíos. El país de los judíos como yo no tuvo ni tiene territorio, es un país aterritorial, no tuvo ni tendrá Estado, es un país absolutamente comunitario y solidario.
Durante mucho tiempo, tuve la mística del sionismo, era una piba cuando la tenía, antes de la guerra de los seis días. Luego fui viendo lo que pasó con el Estado de Israel, la disolución de los kibutzim, la pérdida del ideal socialista, las expresiones xenófobas contra los árabes que dicen descaradamente muchos judíos que me canso de oir, que me averguenzan, y me fui alejando sin remedio. Israel es un país como cualquiera para mí.

Espero que no te resulte demasiado duro lo que dije, sólo me permito decir la verdad.

luisk dijo...

Es muy complicado esto de analizar los derechos del Estado de Israel junto a los que tienen los sobrevivientes de la SHOA.
Cuando pisè por primera vez Jerusalen, tuve dos sensaciones absolutamente irrracionales, si es que los sentidos pueden guiarse por algùna lògica que los encarrile.
La primera fue la de no sentirme extranjero, sentirme de alli sin serlo.
Ese sentimiento que cualquiera que ingresa a un paìs desconocido, registra aunque màs no sea en cierto grado de desamparo por saberse extraño, no lo tenìa. Podrìa traducirse en que pensaba:
"no soy israelì pero como soy judìo, estando aquì eso es lo que importa".

La segunda y recorriendo las grandes explanadas que llevan a la Ciudad Vieja, a las siete de la mañana cuando se ponen en marcha todos los que van a trabajar, a los colegios, a ingresar en ese ajetreo de cualquier urbe moderna en esos horarios, fue pensar en quienes no podìan participar de esa normalidad tan intrascedente.

En todos los que perecieron en el genocidio entre 1939 y 1945, sin siquiera tener al lado a quienes podìan acompañarlos en su agonìa y no poder imaginarse esta ciudad que estaba yo caminando con esta incòmoda comodidad por los pensamientos que me rondaban.
Pensaba en la madre y el padre de mi papá, sus hermanos, su hermana melliza y los sobrinos cuya foto estaba escondida en el placard para no espantar a quienes podìan preguntar quienes eran esos bebès.
Si Israel hubiera existido, divagaba, andarìan caminando por estas calles como yo o hubieran terminado aquì sus dìas con una buena muerte, rodeado de sus seres queridos.

Desde ese estado y con estas dos variables, màs otras que se iban agregando, le dì vacaciones a todos los anàlisis crìticos sobre Israel y cuento todo esto, que tal vez invada excesivamente tu relato, porque no sè si algo parecido no andàs experimentando como consecuencia de tu viaje y encima, la tremenda experiencia de encontrarte con tu maravillosa hermana Golde.

Pasados los dìas mi idea comenzò a girar sobre una aproximaciòn a definir lo que sucedìa, que podrìa traducirse como que el Estado de Israel se hizo como se pudo y no como se debía. Como se fundan los Estados y como se sostienen los que han sobrevivido a la Shoa.

Pero creo que es muy importante aunque genere mucho desencanto, tener claro que los que se salvaron del genocidio, no fueron la cuasa de la creaciòn del Estado de Israel y estuvieron mucho màs cerca de ser utilizados para su instalaciòn que de ser sus artìfices.

El proyecto original es anterior a la Primera Guerra Mundial y contiene lamentablemente un ingrediente colonialista producto de instalarse en tierras que deben ser ocupadas porque son ajenas, con el eventual desalojo, aniquilaciòn o sometimiento de quienes viven en ellas.

Con el mayor eufemismo que pudieron usar, dirigentes como Ben Guriòn lo anunciaban en documentaciòn que no se difunde mucho. Pero sabìa que era lo que habìa que hacer con los palestinos desde 1948 en adelante, para poder consolidar un poder territorial que luego se fue expandiendo hasta arribar hoy a lo que es este Estado sin fronteras, justamente porque ni siquiera se ha renunciado a ampliarlas màs y cumplir el deseo de los màs desaforados que quisieran hacerse de la totalidad de Palestina.

Es muy dificil convivir con estos sentimientos y estos razonamientos.
Por eso lo entiendo a Woody Allen a quien cuando le preguntaron que sentìa que era ser judìo: "- ser judìo es un problema, respondiò-"

Casta Diva dijo...

Hola, Eva, solo entro para saludarla por la vuelta a "casa". Lamentablemente no tengo mucho tiempo, pero ya lo tendré.

Saludos desde Mar del Plata.

El tanque dijo...

Hola Eva, muy lindo lo que viviste, y aprovecho para preguntarte si tenés idea de cómo es la cuestión cultural. ¿Cómo es la dsitribución de las nacionalidades, me refiero a de qué paises han ida mayoritariamente a Israel, y si eso se traduce en diferencias culturales importantes. No sé, un argetnino judio que se fue a israel es dsitinto a uno polaco, ¿hay poblaciones más numerosas que vivan "en su ámbito" o están totalmente integrados?.
Un saludo!

Jóvenes Cacharienses dijo...

El final del post es "muy Eva" me gustó.
Te felicito por poder poner todo esto en palabras, y al final...
¿Qué tal quedaron las empanadas criollas con el comino de medio oriente?.

Eva Row dijo...

Lo que vos decís que no te sentiste extranjero en Israel se explica desde que como judíos siempre estamos sujetos a ser vistos como extranjeros en todas partes, y hasta en el territorio donde nacimos, en nuestra propia patria.

De hecho la confusión persiste aún en quienes no tienen la intención, y nos hablan de "nuestro gobierno" refiriéndose al gobierno israelí, como dijo DElía. O Menem que le dio las condolencias por la Amia al Estado de Israel. No lo hacen por mal sino por confusión, una confusión cultural que está enraizada en los orígenes de la historia.

Claro que en Israel no corremos ese riesgo, de ser considerados extranjeros por ser judíos, y podemos sentir una especie de alivio de la presión acostumbrada. Yo, la verdad luisk, me importa un pito partido por la mitad que me consideren extranjera, no me afecta en absoluto, ni me siento extranjera en la Argentina, ni puedo sentirme aliviada en Israel porque allá no sea igual que en todos lados, porque no me importa cómo me consideren los demás, sino lo que yo considero de mí misma, ni tampoco me importa recibir las preferencias de los israelíes, es más, me molesta, porque sé a costa de qué sucede eso y yo no transo con eso.

El asunto es que para que vos y yo podamos sentirnos así, se construyó un Estado étnico, donde una etnia tiene privilegios sobre las otras. Eso no es democrático, y no va con mi modo de entender una sociedad democrática. Cuando se distribuyeron máscaras para el ataque que hizo Saddam Hussein, una abogada tuvo que presentar recurso de amparo a favor de la población árabe, a la que no se proveyó en principio de máscaras como a los judíos israelíes. Por suerte la Justicia israelí funciona, aunque mi sobrino Jaim que es abogado dice que es igual que en todos lados.

Sigo en el comentario siguiente:

Eva Row dijo...

Estando en el hotel de Tel Aviv, el beduino que era el conserje, un israelí que hizo el Ejército, fue horrendamente recriminado por un turista norteamericano judío, que por razones de discusión que no importan, en la que el conserje tenía toda la razón, le terminó gritando "beduino qué te creés que sos, acá es Israel y este país es nuestro". Y mi hijo que escuchaba, se puso tan loco porque no lo pudo tolerar, y le pidió al beduino salirle de testigo frente a la ofensa, y el beduino le dio las gracias pero que no iba a hacer nada. Mi hijo se sintió muy mal, porque quería que el beduino tuviera allá una especie de Inadi como hay acá, para poder recurrir a él por haber sido discriminado. El beduino le contestó que no importa, que acá también hay buenas personas, que uno nunca puede tener todo. Pareció más bien un resignado a la discriminación, un ciudadano de segunda categoría, más que un ciudadano con derechos y orgullo.

Mi hijo se sintió mal porque en un instante se le vino abajo todo el planteo sobre el derecho a tener un estado donde ser judío tiene privilegios sobre el resto de los ciudadanos. A mi hijo ese episodio le partió la cabeza.

Israel se creó definitivamente por el Holocausto luisk. Si no hubiera sido así, se hubiera podido crear antes, ya que el sionismo era anterior. Primero, porque los mismos judíos no eran mayoritariamente sionistas, ni los ricachones judíos de Europa hacían la presión suficiente que después hicieron todos sobre los gobiernos europeos, visto el Holocausto. Segundo porque los mismos judíos se dieron cuenta de que tenían que luchar por el Estado ahora o nunca dado el Holocausto.

Muy importante tu testimonio también agregado al mío, para que la estupidez del argumento de que el Holocausto no existió no atrape por lo menos a los lectores de este blog, ya que somos dos que podemos dar cuenta del número de muertos de nuestras propias familias. En mi barrio del Once, yo tengo en cada cuadra una historia terrorífica. el de una pareja que salvó a sus dos hijitos sacándolos del tren que los llevaba a Auschwitz y entregándolos a personas que los recogían en el camino, ellos se salvaron y a los hijitos no los volvieron a ver jamás. El de una señora de Boulogne Sur Mer y Corrientes, que ella entregó también a sus dos hijitos habiéndose escapado del ghetto, cuando ya no daba más de ocultarse en pozos durante el día. Cada uno de los sobrevivientes a esa locura extrema, tiene a toda su familia muerta. Si eso no es un Holocausto, no entiendo nada.

Eva Row dijo...

Casta Diva,
gracias por pasar

El tanque,
Mirá, según me dijeron acá mismo en un comentario, la mitad de la poblacióno es de los países árabes. Sé que han ido los europeos, y luego llegaron inmigrantes americanos. Hay muchos norteamericanos por supuesto, y los argentinos éramos 500 mil en algún momento y ahora qudamos unos 200 mil. La inmigración argentina hacia Israel ha sido enorme. Allá se integran como todos los inmigrantes en todos los países por comunidad de origen no olvidando su pasado. Los argentinos están en contacto, tienen su nucleamiento. Sé que la población de origen palestino, a pesar de ser ciudadanos israelíes no hace el servicio militar, pero que los beduinos sí la hacen. No te puedo decir más porque la verdad es que no soy experta en el tema.

Eva Row dijo...

Jóvenes Cacharienses,
Estoy haciendo las empanadas, el relleno quedó espectacular, es un comino más grueso y mucho más perfumado, maravilloso. Me gustaría convidarte, a la noche las meto al horno.

Comandante Cansado dijo...

Hice llorar a mi mujer contándole tus posts, Eva.

El Tanque, la comunidad de origen ruso es la que más ha ido creciendo en las últimas décadas (de ahí proviene Avigdor Lieberman; el apoyo de la población de origen ruso fue importante en el crecimiento de la derecha laica). Para que te des una idea de su importancia demográfica, pensá que los cajeros autómaticos están en tres idiomas: hebreo, inglés y ruso. Otra particularidad de la comunidad rusa es que muchos inmigrantes de ese origen se fueron quedadndo en las "zonas de absorción" a las que llegaban, cosa más rara antes, creando grandes barrios poblados casi exlusivamente por rusófonos.

Los rusos también trajeron valores de cuando vivían en la URSS, como la importancia de una formación escolar y deportiva estricta y competitiva. Muchos israelíes de origen ruso mandan a sus hijos a escuelas que se basan en esos principios.

Eva Row dijo...

Comandante Cansado,
cuánto me alegro de que los hayas leído! Saludos a tu mujer.

Carlos G. dijo...

Eva, cuando puedas y tengas ganas, sería bueno que, para instruir a muchos ignorantes entre los cuales me cuento, explicaras las distintas "acepciones" del término "judio".
Es decir, a veces se usa como nacionalidad, a veces como identificatorio de una religión y hay otras personas, creo que como vos misma, que se mencionan como judias pero en un sentido distinto al de la nacionalidad y al de la religión.
Creo que una explicación al respecto permitirá que todos los legos al respecto podamos entender mejor el asunto.
Buenísimos tus post.
Buen regreso.

Eva Row dijo...

Carlos G,
estuvo muy bien tu pregunta.
Es una religión y también es una cultura nacional. En principio porque la religión la profesa sólo un pueblo, que se llama también judío. Para poder ser judío y profesar la religión judía, tenés que nacer hijo de madre judía. Pero si dejás de profesar la religión no por eso perdés la pertenencia al pueblo judío. Porque un pueblo tiene una cultura. En realidad es más fácil dejar la religión que perder la pertenencia al pueblo, porque te marca la cultura y la historia. Ahora, hay mucha gente que se asimiló completamente y olvidó tanto religión como cultura. Sin embargo, a muchos de ellos los nazis los consideraron judíos para matarlos. El antisemitismo es un factor muy importante para que los judíos no puedan abandonar totalmente el judaísmo, porque la "hipótesis de conflicto" sobrevive por encima de la voluntad del judío.
En alguna oportunidad voy a hacer un post con más elementos.
Los judíos comunistas, hicieron la rama judía del Partido Comunista, y eran ateos por supuesto.
El hecho es que hay una cultura judía aparte de la religión.
Yo no soy creyente, y sigo siendo judía. Tampoco soy sionista. Mi cultura es la del pueblo judío de Europa, tiene que ver con el idioma idish y con las vivencias culturales que ocurrieron en Europa, con un modo de ser, de pensar, con los intereses de la vida, con muchas cosas de orden cultural. Muchas cosas fueron derivadas de la religión.

Ricardo dijo...

Eva

Gracias por tu blog. Este lugar tan polifacético se muestra con tu óptica personal en forma amena y singular. Yo me permito citarte cuando decís una frase tan corta como exacta: Soy atea como mi dios manda.

Un abrazo desde Bat Yam

Ricardo (amigo de Shlomo)

Eva Row dijo...

Ricardo,
Hola!!! Qué alegría tener tu comentario !!! No te voy a olvidar Ricardo, me impactaste con tu frase explicando la construcción antigua, te mando un cariño inmenso y el recuerdo de unos días imborrables para mí que tan generosmante acompañaron Shlomo y vos. Para mí ustedes significaron la certificación de que la historia de mi hermana tiene interés público, y eso, vuestro interés, fue parte del homenaje que quise hacerle a Golde, y ustedes me ayudaron con su presencia y el tiempo dedicado al trabajo, y en el caso de Shlomo, también el tiempo robado a estar con su familia.
Te mando un saludo, y espero tus comentarios que podrían ser un valor agregado a este blog.

Anónimo dijo...

Eva,
por empezar tendrias que fijarte que pensas como Alhmadineyad (el presidente iraní, negador del Holocausto), que dijo que el Estado de Israel deberia estar en Europa, y que era un problema de Europa.

Segundo, me di cuenta que sos un gran ignorante por lo que comentas sobre los judíos orientales, los que acá llamamos los "turcos". Deberias saber, que su historia y sus padecimientos (por mantener vivo su judaísmo) fueron tan o mas importantes que los judios ashkenazies. El mundio judío no terminaba en Polonia Eva, existian judíos en otras partes del mundo tambien, incluso en Asia , tambien en Africa (Etiopia por ejemplo).

Como nada te une al pueblo judío, solamente tu descendencia de judíos polacos y el idioma-dialecto idish , entiendo y concluyo que si bien sos judía porque habrás nacido de madre judía, te pido que no te presentes como judía porque NO lo sos.

Por lo tanto te recomiendo que saques el tema judío de tu blog, y dedicate a tirarle flores a Cristina y a Nestor que con eso sos muy buena.

Saludos

Anonimo

Comandante Cansado dijo...

Eva, borrá al enfermo de arriba, por favor.

schussheim dijo...

Me pregunto porqué junto a una manifestación de amor como la que hace Eva, aparecen manifestaciones de odio sin firma de algun ignorante que ni siquiera sabe que el idish no es un dialecto, sino un idioma completo.
Un extremista que se permite clasificar a su gusto a quienes son judios o no. Esa no es la ética judia.

Marcela de Bernal dijo...

Ahhh,anónimo de las 15:22 sos un pelotudo importantísimo!

Eva Row dijo...

Comandante Cansado,
vos sabés que a mí me gusta borrar de un plumazo todo lo que es un operativo, pero éste me parece un testimonio "honesto" que pensé dejarlo para demostrar lo pelotudos que se han vuelto algunos judíos. Llamar dialecto al idish, cuando es un idioma que se formó al mismo tiempo que el alemán y vienen del mismo origen. Decir que "pienso como Ahmadineyad negador del holocausto" no merecería comentario, pero bueno. En principio a mí los negadores del Holocausto son como los negadores de los 30 mil desaparecidos, a mí no me hacen mella. Si él piensa que Israel debería estar en Europa, entonces casualmente piensa igual que yo, qué curioso. Yo también pienso lo mismo, y además dije dónde: en Pruisa Oriental, con capital en Koenisgberg. Pero eso ya son pavadas porque Israel está donde está y no hay vuelta de hoja sobre la existencia del Estado.
¿Qué dije yo contra los judíos orientales? Yo dije que no me gusta la cultura oriental, no los judíos orientales, y no dije cómo me gustan los Etíopes, qué bellos que son, pero todo eso lo planteo como cuestión de gusto, y también dije que daría mi vida para defender que cada uno pueda seguir siendo lo que es. Pero lo que yo soy viene de Europa y habla idish, y además y fundamentalemente nace en la Argentina y habla castellano, pero el moderno, no el ladino que también me encanta porque fue un placer aprender literatura en castellano antiguo. En Israel un argentino hizo una canción cuya letra es maravillosa porque dice: hablo hebreo, todo lo digo y lo pienso en hebreo, pero soñar, sueño en castellano.
Y además este anónimo muestra su ignorancia total cuando me dice "que no me presente como judía", pobrecito/a, quiere que deje de ser lo que soy, no sabe que no se puede dejar lo que se es, y no conoce la naturaleza de lo que soy, no está a la altura de comprenderlo.
Pero es muy interesante ver el nivel que tienen ciertos judíos oficiales, esos que premian vaya uno a saber por qué cosa, desde la DAIA y el Estado de Israel a tipos como el Fino Palacios, sospechado de complicidad en el caso Amia. Eso no le molesta a este anónimo. En fin...

Eva Row dijo...

Hola Schussheim, tal vez ésta sea la nueva ética judía, signada por tiempos capitalistas-triunfalistas-militaristas, algo tan diferente a lo que se daba eh?

Eva Row dijo...

Marcela,
dijiste la justa

Anónimo dijo...

Me voy a permitir ser sectaria y excluyente con ese repelotudisimo anónimo que decide quién es judio o como quién no hay que pensar. Para ello, lo diré en el idioma completo de mis ancestros por parte de madre y padre. anonimo POTZEVOTER, VER TZEZEZT!!!!!!!
ah, me olvidaba, soy Haydée Lin. Eva lo tuyo es maravilloso. Te quiero mucho.

Sergio dijo...

Y tal vez esa no es la ética judía, ni la nueva ni la vieja? tal vez no hay ética judía, sino judíos de carne y hueso? algunos crearon una ética particular, otros la explotan, otros ni saben de qué estamos hablando, otros no tuvieron tiempo a pensar en esto mientras silbaban las balas o mientras los viejos trenes de Europa se ponían en marcha hacia el este? Tal vez dejemos de usar las chicanas del anónimo pelotudo para discurrir sobre "identidad judía", que le estamos haciendo el juego justamente a él...
Eva querida, me encantaron tus posts sobre Israel, hasta la deliciosa pavada de que habría que haber creado el Estado judío en Prusia... Lo único que me jodió es lo que repetiste dos veces: la anécdota del sobrino que sirvió en el Ejército de Israel, frente a cuya historia dijiste "Pero esto no es vida!". ¿Y qué es vida, querida Eva? ¿La de las mayorías pauperizadas del conurbano bonaerense sí es vida? ¿la de los pibes americanos enfermos de junkfood es vida? ¿desde que lugar de superioridad te animás a juzgar qué vida merece ser vivida?

luisk dijo...

Viendo lo que hace politicamente hoy el Estado de Israel y la degradación de buena parte de su sociedad, no logro encontrar una relación de causa a efecto, entre los padecimientos del pueblo judìo en Europa, el genocidio y esta potencia militar, territorialmente pequeña y enorme en tèrminos de poder nuclear y sofisticada tecnologìa bélica como para que las fanfanorradas de hacerlo desaparecer del mapa, terminen sirviendo mucho más a los propòsitos expansionistas de la derecha israelí, que a las posibilidades de coexistencia pacìfica de dos pueblos, como el palestino y el israelí.

Es vida pero no una buena vida la de ser soldado que se vè obligado a servir a una polìtica colonial que debe someter a los que se resisten a subordinarse a ella.

Es cierto: "no es vida".

Eva Row dijo...

Justamente Sergio, querido, no hablo desde la superioridad sino desde la inferioridad. Vos lo dijiste más claramente de lo que hubiera podido siquiera pensar yo misma: no es vida ni una cosa ni la otra, tan así.
El problema tuyo ha sido pensar que yo hablo desde la superioridad, en cambio hablo "a" la superioridad, hablo a una superioridad que no es digna porque se basa en hacer represalias militares a un pueblo enemigo que se considera inferior.
La dignidad de un pueblo reprimido en Europa, en inferioridad, se cambió por la indignidad de un pueblo represor en Medio Oriente, desde la superioridad.
Plantear que ese era el único camino, que sigue siendo el único camino, es mentira. Si bien desde los palestinos hay quienes no quieren la paz sino echar a los judíos, también desde los israelíes hay quienes no quieren la paz y ganan elecciones, y continúan con los asentamientos en territorio otorgado por las Naciones Unidas a los palestinos.
Y no es cierto que no haya habido una ética judía, la vieja ética judía, sobre la cual se edificaron instituciones solidarias, se formalizaron ideologías comunitaristas, se vivió inmerso en un sistema de pensamiento racional y criterioso, sutil y analítico, refinado e intensamente filosófico. Las discusiones sobre el cambio del mundo para el bien de la humanidad, pensando los problemas humanos generales e incluyendo en ellos el particular problema del judaísmo en Europa, alumbraron a un pueblo que a fines del siglo diecinueve y principios del veinte bullía discutiendo, viajando a congresos, participando de los movimientos populares, y analizando su particular conflictiva de la identidad, donde las posiciones se encontraban enriqueciendo la misma identidad.
Todo eso murió. Y ahora está ésto otro, que a pesar de que le depara una vida muy cómoda a los judíos israelíes por cuestiones de confort y buenos salarios, no debe seguir creyendo que tiene la herencia de ese pasado tan rico y digno. Para ser lo que se es hoy, hay que reconocer que la historia se cortó con un cuchillo y que la épica de la guerra contra los palestinos no tiene nada que ver con la anterior mística de cambiar el mundo para el bien de la humanidad.

Roberto dijo...

Eh... Haydée...traducilo para la gilada... porque suena prometedor...
Saludos Eva.
El vasco.

Sergio dijo...

Baruch Spinoza, en el famoso capítulo tercero del Tratado Teológico Político, destroza todas las apologías de la Etica judía (y de paso de todos los particularismos que se disfrazan de "pueblo elegido", es decir todos!)... Por ahí parte de la discusión pasa por ahí, porque a vos te desilusiona que los judíos sean gente de carne y hueso sometidos a los vaivenes de la historia. La efervescencia intelectual que dio origen a tantos movimientos sociales, a tantas discusiones de ideas, a tantos intentos a veces gloriosos y a veces desesperados de cambiar el mundo, tiene que ver justamente con eso. La idea del sionismo surge en ese mismo caldo... y poco tiene que ver en su origen y esencia con la represión de los palestinos.
Lástima que el poco tiempo que estuviste en Israel no te permitió ver que parte de esa tradición crítica continúa viva y pujante también en Israel(adonde también hay miseria, exclusión y un stablishment neoliberal que vivió su propia fiesta menemista de la mano de Netaniahu), y en realidad continúa más viva en Israel que entre los judíos argentinos "oficiales" argentinos. hace un tiempo discutía con un periodista a cuya derecha solamente suele encontrarse la pared, y él se quejaba de que los que quieren atacar a Israel solo tienen que leer los medios e intelectuales israelíes, ya que en ningún otro lugar hoy encontrás una variedad tan grande y dura de posiciones críticas e impugnadoras de la propia política de su Estado.
De algún lado habrán salido todos esos...
Con respecto a qué es vida, creo cómo vos que vida no es ni una cosa ni la otra, a lo mejor una vida que merece ser vivida es luchar contra las condiciones de vida a las que somos arrojados al nacer, sea en Tel Aviv, en Ramallah en la Villa 31?

Anónimo dijo...

La traducción -para nada literal- sería REVENTÁ PELOTUDO. nada más Vasco. Que tengas un buen día. Y todos acá en este maravilloso blog. Leernos a todos es como entrar en un oasis, a pesar de los anónimos pelotudos. Haydée.

javier dijo...

al anonimo que decide quien es judio y quien no (es facil, cualquiera que no piense como él, no es judio), le quiero decir una cosa.

¿sabes que más hace Alhmadineyad (sci)? respirar. ¿y sabes que estas haciendo vos ahora? lo mismo.

UHHHH SOS ANTISEMITA!!!


saludos a eva, que se banca las malas vibras.

Eva Row dijo...

Sergio,
La Ética de Spinoza es la ética judía llevada a la coherencia extrema y racional, eso no es destrozarla. Pero yo no me refiero a la ética esencial, sino a la nacida al transcurso de los acontecimientos de finales del siglo xix, y principios del xx, que es otra derivación de la ética esencial.
Y eso de que yo declamo una ética y después digo que como soy humano de carne y hueso no puedo cumplirla, es una estrategia, porque "o no declares ética o cumplila" porque las dos cosas juntas no van.
Lo de la tradición crítica ya lo sé, y si hubieras leído lo que escribí, estuve cerca de esa gente. Sin embargo, a la hora de elegir gobierno, gana la derecha, Hammas se encarga de hacer algún atentadito y los israelíes progresistas se retraen y los judíos oficiales se manifiestan en el mundo mostrándose todos ligados al gobierno de Israel sea cual fuere. En muchos gana el pánico a los palestinos, en otros el pánico al antisemitismo, y se termina por hacer una equivalencia entre Estado y Gobierno, que no es lo mismo. La crítica progresista en Israel no ha podido sortear el asesinato a Rabin y continuar con Paz Ahora, a la que hemos adherido muchos judíos del mundo. ¿Por qué no me explicás por qué se acabó el proceso de paz al haber matado a Rabin? ¿Qué pasó?

Eva Row dijo...

luisk,
tu comentario (29) lo tomé para hacer el siguiente post.

Sergio dijo...

Sobre Spinoza disiento.
Un pensador contemporáneo llamado Yeshayahu Leibowitz decía que hay una división tajante entre la ética cómo valor universal humanista y la visión religiosa regida por la obediencia al mandato divino. Esa división tajante se mantiene aunque en la práctica el religioso y el humanista puedan coincidir en las acciones concretas (por eso Leibowitz era un judío ortodoxo, ferozmente comprometido con los mandamientos, y al mismo tiempo un izquierdista que se oponía al dominio sobre otro pueblo, a la degeneración del sionismo en un nacionalismo clericalista y hasta proponía a los jóvenes negarse a servir como soldados en los territorios ocupados, cómo una forma de producir un hecho político concreto en favor de la desocupación). Spinoza ha sido llamado el primer judío laico justamente por asumir la existencia de una esfera inmanente de la ética, enteramente independiente de lo religioso. Que ese pensamiento tiene raíces en el propio pensamiento judío religioso es absolutamente cierto, en Maimónides por ejemplo. Que eso sea llamado de "etica judía" ya le hubiera dado asquete al propio Baruj, quien a diferencia de algunos de sus contemporáneos de ideas jamás aceptó retractarse de las mismas para volver al redil de la comunidad judía de Amsterdam. Justamente el spinozismo es una filosofía universal, una de las primeras que justifica lo universal rebelandose contra la tradición judeocristiana que le había dado orígen.
Así que si él no lo veía cómo ética judía, menos podríamos forzarlo nosotros hacia ese lugar.
Besos

Sergio dijo...

Eva,
creo que el proceso de paz de Oslo sufrió un duro golpe con el asesinato de Rabin en 1995, pero no murió solamente por eso, es más creo que continuó avanzando a los tumbos hasta el 2000 cuando fracasaron las negociaciones de Wye Plantation entre Barak y Arafat, desatando la segunda intifada. Inclusive bajo el primer gobierno de Nataniahu Israel cumplió con cara de tujes y a regañadientes la desocupación de ciudades de Cisjordania como había sido prometida en los acuerdos.

El proceso de Oslo tenía un par de errores propios, el principal es que estaba indisolublemente atado al bienestar de las élites económicas tanto israelíes cómo palestinas, por momentos parecía un "marco para hacer buenos negocios" en Medio Oriente, pero no les llegaba ni a las masas palestinas ni a las israelíes.
En segundo lugar, la dinámica que venís describiendo vos de una derecha israelí y un fundamentalismo musulmán (Hammas, Jihad Islamico, El Movimiento Islámico del Norte, etc.) que se retroalimentan ya existía en ese momento y generaban una escalada del discurso de exclusión mutua.
Creo que no será un enorme sacrilegio en este foro progresista agregar que la OLP de Arafat no estuvo a la altura del momento tampoco, en el sentido de que poco o nada se hizo desde esa organización para generar en el pueblo palestino un compromiso con la paz. La OLP de Arafat era visualizada por la calle palestina como una organización corrupta, extranjera (venían de un prolongado exilio) y despreocupada del sufrimiento de su pueblo (a diferencia de Hammas que triunfó entro otras cosas por generar una red asistencial allí donde el Estado palestino no estaba).
En fin, creo que hay muchas razones para esto, no hay duda que cuando explotan los micros en las calles de Tel Aviv los pacifistas judíos de Israel tienen mayores dificultades para pregonar la justicia de su causa, y claro que hay mayorías silenciosas que votan lo contingente, aunque lo contingente sea una cagada. ¿O acaso acá no reeligieron a Menem?
Yo no diría que el pueblo argentino está degradado o corrupto por haber votado dos veces a una basura, pero parece que ese tipo de calificativos no joden a nadie cuando hablamos de Israel.
Saludos

Eva Row dijo...

Sergio,
Qué tema hermoso el de Spinoza. No puedo citar a nadie que avale mi pensamiento. Lo que pienso sobre el tema es lo que elaboré por mí misma leyendo a Baruj Spinoza, que además era óptico como yo.
Spinoza no se fue de la comunidad judía de Amsterdam por su voluntad, todo lo contrario luchó por hacerse entender, y lo echaron a él, y si bien no renunció a su pensamiento para no ser echado como se le dió la oportunidad, él tampoco abjuró de su judaísmo jamás. Por eso se quedó al costado del camino, sin integrarse tampoco a la comunidad no judía. Lo que Baruj Spinoza hubiera deseado era convertirse él mismo en un sabio apreciado como Maimónides. En realidad eso hubiera pasado si la comunidad de Amsterdam no se hubiera aterrorizado del hecho de que Baruj Spinoza también compartía su pensamiento con no judíos. Y ese terror les venía por causa de poder ser expulsados otra vez, como habían sido de España hacía poco tiempo. El miedo venía porque los judíos tenían prohibido interferir en la vida de los no-judíos, y Spinoza lo estaba haciendo, cosa que efectivamente ponía en peligro a la comunidad. El famoso jerem habrá sido un acto seguramente muy doloroso para la comunidad de Amsterdam, pero se habrán sentido obligados a hacerlo por su propia seguridad. Spinoza rompía todos los cánones de comportamiento temeroso del poder cristiano y eso era peligroso para los judíos. Y no hay forma de decir que eso no era cierto.

Yo no sé por qué decís que a B.S. le hubiera resultado un asquete decir que su ética era una ética judía. Me gustaría saber por qué lo decís. Me gustaría saber en qué te afirmás para decirlo. No porque dude de que pueda ser cierto. Sino porque quisiera saberlo si es cierto. Mi impresión es que él llevó lo judío a la universalidad a través de un mecanismo analítico y racional, y además lo superó, pero siempre partiendo de la misma base hebraica, nutriéndose de ella, elaborando su contenido y llegando a las conclusiones lógicas caminando por el camino de la coherencia. Para mí Spinoza es el más judío de todos los judíos.

Anónimo dijo...

Bueno, Eva, evidentemente es un hermoso y apasionante tema.
Spinoza fué en muchos sentidos el primer judío moderno.
Uno de esos sentidos es que fue el primero que, sin renunciar a su judeidad como vos bien señalás (nunca se tentó con ser otra cosa, y no por falta de propuestas), Spinoza concibió al mundo de las ideas cómo una esfera neutral, universal, que va mas allá del particularismo judío, o cristiano, o chino u holandés. En ese sentido Spinoza es el precursor de un Freud, de un Benjamin, de una Hanna Arendt, que asumiendo su carácter judío como un dato de la realidad, actuaron en una esfera de la creación intelectual que no era ni judía ni cristiana ni nada. En el caso de Spinoza, situado históricamente en el contexto de la revolución científica del siglo XVII, esto es especialmente significativo porque él es uno de los hacedores de esta nueva concepción del mundo de las ideas como un terreno neutral universal. Que en su caso abreva de fuentes filosóficas judías, sin duda. pero que las traslada, las transforma y las somete al juicio de una crítica filosófica y textual implacable.
Repito entonces que para Spinoza, sin negar su propia condición de judío, el terreno de las ideas era justamente el terreno en el que elevarse por encima de nuestros orígenes particulares hacia un mundo de las ideas que es renuente a todo particularismo. Por tanto, creo que si bien él se veía como judío, no veía a la suya como una filosofía judía, sino cómo una filosofía a secas, es decir universal.
Segura que hay otras lecturas, esto es lo que de a poco fui aprendiendo.
Vale la pena leer el libro del filósofo israelí Yovel "Spinoza y otros herejes", adonde analiza estos y otros temas en profundidad.
Besos

Eva Row dijo...

Anónimo 40,
gracias por tu aporte, lástima que no firmaste con ningún nombre, aunque fuera un nick, para saber que sos el/la mismo/a si volvés a escribir.
Todo lo que vos decís pude observarlo. Pero lo que yo quiero decir, aunque me es difícil y voy a intentarlo, es que B.Spinoza llegó a la universalización partiendo del hebraísmo y utilizando el mismo método racional de la discusión rabínica pero la llevó a ultranza, puso coherencia a lo hebraico y lo llevó hasta los confines de sus propias posiblidades. Cuando analiza a la entidad divina por ejemplo, parte de una hipótesis hebrea sobre el caracter de dios, sus atributos, entonces llega a conclusión de que dios es la naturaleza, pero sin tergervisar nada el origen, la hipótesis, sino simplemente siguiendo por el camino de la propia lógica establecida. Pero eso está en el mismo caracter del dios hebreo, simplemente Spinoza lo expone, lo diseca y le presenta la estructura como una radiografía.
Quiero decir que Spinoza no contradice nada las hipótesis hebraicas, no derrumba nada la hebraico, claro que no continúa con las arbitrariedades rabínicas que rompen la coherencia inherente a lo hebraico. En fin, me es difícil, pero espero que se haya entendido algo de lo quiero decir.

Otra cosa: cuando leo a Spinoza me pierdo muchas veces observando su método, como me pasa cuando leo a Descartes en el Discurso del Método, otro que amo. Y también a veces me pierdo de seguir el hilo porque a veces la escritura es una obra literaria de una belleza singular. Pero luego me recupero y vuelvo a leer lo que leí desde otra perseptiva mirando la cuestión formal.

Sergio dijo...

No sé que pasó que mi anterior comentario salió como anónimo.
Volviendo a lo que decís, no nos vamos a poner de acuerdo, porque hablamos de dos cosas diferentes, pero igual está bueno el debate:
vos decís que Spinoza lleva lo hebraico a los confines de sus propias posibilidades. Y en eso parcialmente estoy de acuerdo, si entendemos el pensamiento judío únicamente en su vertiente racionalista y universalista. El pensamiento judío tiene otras vertientes, menos racionalistas y menos universalistas pero absolutamente legítimas, cómo el misticismo de la Cabala o la anti-filosofía de Jehuda Halevi.
Spinoza en todo caso es un exégeta de una corriente dentro del racionalismo judío que es a su vez una parte de ese enorme pensamiento. Que toca muy de cerca nuestra sensibilidad moderna y por eso nos sentimos más cerca de Spinoza.
y cómo buenos judíos modernos, nos importa hacer la apología del judaísmo y demostrar cómo el pensamiento judío es "progresista" (apenas corrompido o interrumpido por "las arbitrariedades rabínicas que rompen la coherencia inherente a lo hebraico"). en ese sentido es que estamos completamente en desacuerdo. Lo que vos llamás las "arbitrariedades rabínicas" es algo absolutamente coherente con la filosofía judía, de hecho el mayor filósofo de la historia judía fué Maimónides que antes de escribir su genial tratado filosófico (la Guia de los Perplejos) escribió el mayor compendio de halajá o ley judía (el Mishné Torá) que se conocía hasta ese momento, como para dejar claro que el libre pensamiento filosófico se da en el contexto de una comunidad pautada por leyes (que pueden sin duda ser llamadas desde una sensibilidad laica de arbitrarias, pero son leyes).
Spinoza evidentemente elige otro camino. Produce un quiebre. es como si, parafraseando a Marx, tomara la filosofía judía y la diera vuelta patas para arriba, como hizo Marx con Hegel. En ese sentido es que te decía que pretender que Spinoza es "el más judío de todos los judíos" es violentar su pensamiento, ya que su objetivo justamente fue dar vuelta ese pensamiento patas para arriba, aunque sin duda sus raíces están allí... Pero creo que no es casual que cuando habla de "los judíos" lo hace en tercera persona, no porque él no sepa judío, sino porque porque postula su pensamiento cómo algo que está más allá de esa identidad particular.
besos

Marcelo dijo...

Eva, Sergio,

Una amiga, judía, hija de un rabino y conversa al catolicismo, ante mi pregunta ¿por qué? me respondió "porque Jesús fue el judío perfecto".

Esto puede sonar extraño, ridículo y hasta ofensivo a los puristas (ni hablar si hubiéramos preguntado hace 2000 años), pero para ella era perfectamente coherente: había descubierto la forma en que ella quería vivir y había tomado su camino sin dudar.

Creo que tu afirmación, Eva, se puede entender en el mismo sentido. Adivino que ahora estás pensando "¿de qué forma lo digo para que se entienda y sea irrefutable?". No te estreses tanto que estás entre amigos, que leemos dos veces y vamos entendiendo. (por eso leo más de lo que escribo!).

Sergio dijo...

Marcelo,
es que yo, que soy un judío agnóstico y medianamente ilustrado, realmente creo que si hubiera un "judío perfecto" el Jesús histórico podría entrar en esa categoría!!! Pero bueno, nos estamos yendo de mambo, en verdad no realmente importa qué es lo autenticamente "judío" y qué no lo es, la dialéctica de la historia es más poderosa que estos esencialismos. El Rabino Levin del Once se cree autenticamente judío entre otras cosas porque se viste como un aristócrata polaco del siglo dieciocho en pleno diciembre.
¿Qué sentido tiene discutir con él "autenticidad" y "esencia"? No caigamos en lo mismo...
Un abrazo

Sergio

Eva Row dijo...

Sergio,
por lo que veo estamos más de acuerdo que en contra, para mí modo de ser judía, el único que mamé desde la cuna, el único que viví en la experiencia de la vida, es el del racionalismo y universalismo. Por supuesto que con el tiempo y el conocimiento ví que el judaísmo se compone de otras maneras y modos de pensamiento, pero en los hechos, los judíos en general fueron menos místicos que otros y más racionales, partiendo de la poca posibilidad que les otorga un dios ausente y sin nombre que además es legislador, y es un legislador complejo que remite a los sabios para desentrañar el modo de cumplimiento de sus leyes, lo que a su vez remite al análisis racional, a las discusiones, a las interpretaciones, y a las citas de los diversos pensadores que dejaron escrito sus requiebros analíticos.

Te cuento un episodio: en una oportunidad hablé con el hermano del rabino de Lubavitch por teléfono después de que lo había invitado a participar de un programa de radio con Herman Schiller en Radio Jai, del que yo fui un tiempo productora. Le dije si él me podía escuchar un poco y yo quería saber qué decía de mi pensamiento. Me contestó que me oía. Le dije que las leyes de Moisés, algunas más que otras, necesitaban interpretación para poder ser cumplidas, y que yo pensaba que algunas leyes eran del tipo de metáforas que el Rambam (Maimónides) consideraba en La guía de los perplejos, que eran la forma de que el pueblo pudiera comprender con símbolos, ritos y metáforas lo que no podía entender directamente, y que por ejemplo, la prohibición de comer carne con leche que parte de la confusa ley mosaica: no cocinarás al cabrito en la leche de su madre, yo consideraba que era una metáfora mal entendida por los intérpretes, que yo tenía mi interpretación, y que me consideraba por eso excluída de tener que cumplir esa restricción alimentaria.

Me preguntó cuál era mi interpretación, no se enojó, no me cortó el teléfono. Le contesté que para mí era una metáfora sobre no abusar de las cosas y las personas, que si es necesario matar y comer un cabrito, o sea comer el hijo de una madre cabra, nos preocupemos por no agregar daño a la cabra también tomando la leche que era destinada a ese cabrito. Que para mí era una metáfora maravillosa, que no había sido entendida para nada por los que sólo dejaban de juntar leche con carne en las comidas. Su respuesta fue muy dura, pero mi planteo no lo pudo rebatir, sólo me amenazó contándome un dato: me dijo con la voz un poco endurecida, que no me olvide que en tiempos del Templo se castigaba con la muerte al judío que no cumplía el Shabat. Me quiso decir: todo muy lindo pero vos tenés que hacer lo que se te manda porque el que tiene la manija te lo ordena. Se obligó a abandonar un rato el racionalismo para apretar por el lado del poder.

Varias veces le conté a religiosos mi pensamiento, y los obligo a abandonar el racionalismo para dar argumentos de fuerza como que para el judío vale la interpretación del "jajam", y que si cada uno interpretara a su manera desaparecería el pueblo judío. Yo contesto que no tengo ningún problema en que desparezca por las suyas sin que alguien los mate. Entonces se termina la conversación, pero a discusión racional no me pueden ganar, aunque aparezcan todo el tiempo con argumentaciones.
Por eso para mí Spinoza fue un docto del hebraísmo que no cejó en ir hasta el final con el racionalismo propuesto para la interpretación de las leyes de Moisés y la comprensión de los atributos de todas las cosas que hacen a la vida del hombre.
En cuanto si Jesús o Spinoza, a Jesús lo veo como un Ché Guevara, a un revolucionario de la pelea cuerpo a cuerpo, y a Spinoza lo veo reflejado en un Marx, cuando leo los pensamientos analíticos, matemáticos, inductivos de Spinoza, me acuerdo de cuánto explicó Marx la equivalencia de la levita con las varas de lienzo, y encuentro una similitud encantadora, por la significación que tuvo para la historia de la humanidad.

Marcelo dijo...

Muy buena la interpretación del cabrito y la leche!

Una marxista para la colección: "no pongas bozal al buey que trilla" (no impidas que el trabajador goce del fruto de su esfuerzo).

Eva Row dijo...

buenísimo Marcelo, también podría haber sido uno de los 613 preceptos

Marcelo dijo...

¿no lo es?
Deut. 25:4
(Devarim [דְּבָרִים])

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...