Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

31 de octubre de 2008

El erotismo de la música en la cara de un pianista



¿Recuerdan el post en el que les hablé de Beethoven y les hice escuchar el movimiento segundo del Concierto Emperador? Bueno, ahora, esperen a disponer de 8 minutos para estar en absoluto relax y concentración, y paz anímica, para no solamente volver a escuchar el mismo movimiento, sino para ver al pianista Van Cliburn en Moscú, en 1962, acompañado por la dirección de Kirill Kondrashin. Y digo ver, si ver. Porque hay que ver lo que ocurrió con la filmación de este delicado movimiento.
.
Seguramente, el director de filmación tenía apostadas tres cámaras, es fácil identificar los tres lugares. Una miraba al director de frente, y al pianista por su costado izquierdo. La otra enfocaba el costado derecho del pianista; el derecho es lado más importante, porque las partes principales de la partitura se ejecutan con la mano derecha; siempre la cámara elige permanecer de este lado. Y la tercera, enfocaba la cara y el torso del pianista, donde las manos quedan ocultas por el cuerpo del piano.
.
Verán que cuando empieza la ejecución, la cámara enfoca al director y al pianista juntos, y el pianista espera sin tocar, con las manos bajas, mientras la orquesta introduce la música que desembocará en seguida en la ejecución del piano.
.
Cuando el pianista comienza a tocar, la cámara elegida es la que enfoca su rostro. Curiosamente, en lugar de pasar en seguida, como es usual, a mostrar el teclado y las manos por el lado derecho, la cámara se queda como "atornillada" al piso, y no se retira de ese enfoque. La cámara se queda mostrando la cara del pianista, y olvidando las manos, como si la música saliera de su cara. Así, largo rato.
.
Que se haya quedado mostrando el rostro juvenil, bello y erotizado por la música, de Van Cliburn es un arrojo inusitado del director que a través de una transgresión, nos dejó un mensaje de emoción singular e íntimo.
.
No sé cómo se habrá sentido Van Cliburn por esta exposición de su erotismo, si lo habrá inhibido en la próxima presentación, o si por el contrario se sintió halagado. No sabemos nada. Pero le damos las gracias a este ignoto director de cine soviético que mostró mucha más libertad interior que tantos otros directores que filman conciertos.
.
Véanlo y disfruten, con los oídos y con los ojos, de ese rostro sucumbiendo a la música que sale de sus manos invisibles. Y acérquense a la pantalla, para mirar los gestos mínimos.
.
Si quieren contarme qué sintieron, háganlo. Los escucho.
Eva Rowra

16 comentarios:

Ariel dijo...

Creo haber visto algo de ese éxtasis, apenas menos que atávico, en la cara de Barenboim dirigiendo a la sinfónica de jóvenes árabes e isralies que la entraban sin asco y con ganas a la novena de Beethoven (anche Schiller).

Eva Row dijo...

Sí, por supuesto, Daniel Barenboim es un hombre que se pone en éxtasis, y que entrega su pasión en la música. Es un grande de verdad.

Charlie Boyle dijo...

Equivocada Eva se agarró el pajarito con el cierre del pantalón

Eva Row dijo...

charlie, me hizo reir.

Anónimo dijo...

Eva:
No puedo agregar casi nada a lo que decís. Las expresiones del pianista son realmente
impresionantes.
Hay casos en que podemos pensar que hay algo de puesta en escena, pero esto me llegó como genuino: el hombre expresa el puro placer de dejarse llevar por la música. No es que hubiera alguien agazapado abajo haciéndole un masaje de pies... (cuac).
Me permito retribuirte con otro ejemplo de caras pianísticas: la gran Martha.
http://www.youtube.com/watch?v=KCSEwfqs-VM
Reconozcamos que además de su extraordinaria musicalidad y virtuosismo, Martha puso en su época -para unos cuantos- bastante de Eros en la música clásica. Sin hacer nada especial: siendo, nomás.
Aquí ejecuta en su juventud la Polonesa Heroica de Chopin. Y el camarógrafo está enamorado: hay que ver la cara fascinante y las caras fascinantes de la Martha. No son como las de Cliburn: parece más bien una niña aplicada haciendo la tarea. Pero en 5:32 vuelve el tema. Y la cara que pone la Martha en ese instante, fundiéndose con la hermosura de la música, nos mata bien muertos. En Brasil dirían: beleza pura, puro prazer. Recomiendo su visión.
Hay algo paradójico en todo esto. Siempre me pareció que en el piano (mi instrumento preferido) la relación del músico es distante.
El guitarrista abraza a su instrumento.
Los 'sopladores' tienen con sus instrumentos una íntima relación oral.
Los violinistas tienen una intimidad estilo Sacher-Masoch (por la mortificante postura).
Los persusionistas aporrean a placer.
¿Y los pianistas? Se conectan con el piano por la punta de los dedos de la mano y la punta de sus zapatos. ¿Cómmo logran fundirse con él? Porque hacerlo, lo hacen.
Alguien que le pone al piano un toque algo más íntimo es la excelente -y hermosa- Eliane Elias: aparece en el escenario vestida de fiesta, montada sobre imponentes 'stilettos', y se los quita para tocar.
Por favor, no interpretes mis preferencias por estas damas como algo machista: el mayor 'calorcito' lo siento oyéndolas tocar.
Saludos,
RCW

Jorge Schussheim dijo...

Me gusta la visión femenina de Eva, llamando erotismo a lo que yo llamaría comunión total con el compositor. He oido que no visto esa misma comunión cuando Rubinstein_impávido_, o el viejo nazi de Arrau tocaban el mismo concierto.
Para mi, el placer inenarrable es oirlo, no verlo.
Claro que yo no soy mujer ni me siento atraido como Eva, que seguramente se quiere morfar a ese pintón de Van Cliburn a sus 25 o 26 añitos.
Por último, Eva: trate de ver a Glen Gould encorvado y transiprado toc ando ese mismo adagio y se le va a pasar el erotismo enseguida.

ElRuso dijo...

Si la cosa viene de chanchadas musicales, recomiendo esta

http://www.youtube.com/watch?v=OrQC1yTO0MU

Eva Row dijo...

RCW,
gracias por escribirme y consustanciarte con lo que quería mostrar. ¡SI Martha Argerich en ese video es algo igualito!¡Qué muñeca, cómo le sonrió al piano y parece que le habla con esos labios adolscentes! Ya lo había visto, me dí cuenta en seguida que te leía. Es inolvidable, quién puede dejar de conmoverse con esa belleza sensual, con ese erotismo juvenil, cándido, y lozano de Martha cuando era tan jovencita!

Sobre lo que decís del piano, que tiene una distancia con el pianista en comparación con otros instrumentos, es cierto, qué interesante. Yo diría que los otros instrumentos se funden con el ejecutor, pierden el protagonismo, en cambio el piano no lo pierde nunca, el ejecutor queda casi por debajo del instrumento, tan grande él , tan magnífico, tan autónomo. El pianista parece una especie de prestidigitador que "logra" que el "piano" cante, llore, sueñe, dance. Es una sociedad muy de aristócrata y vasallo la del pianista con el piano. El piano está ahí, reinando, como en un trono, y el pianista trabaja, trabaja, se esmera, se apasiona.

Uno sabe que el violín es un instrumento difícil de sacarle algún sonido lindo si no sabés tocar, pero el piano te enamora con tres notas que toca cualquiera sin saber música. No habìa pensado en todo esto.

Son todos efectos visuales, por supuesto que el ejecutante es el maestro de un objeto inerte, y está en sociedad con el autor de la pieza que el verdadero fantasma de la escena, injustamente olvidado por muchos que a veces no se dan cuenta que la interpretación es pobre y la belleza la puso la partitura. Yo tenía una amiga que se enojaba cuando el público aplaude cualquier interpretación, y se preguntaba ¿a quién están aplaudiendo, a Beethoven?


Lector querido, estoy fascinada de que hayas captado mi intención.
Espero volver a leerte. Un abrazo.

Eva Row dijo...

Jorge, sí es verdad absolutamente verdad. Esa comunión es lo que se trasunta en la música. Alcanzar como oyente, la comunidad con la ejecución y el autor de la partitura, hace que sean tres para la comunión. Con mucha más razón cuando toca Rubinstein, o David Oistrach, aunque sean feos y viejos. Y no es mirándolos como uno se erotiza, por supuesto.

Sólo que en este caso, la expresión física de un intérprete bello, dice con facilidad estética, visualmente, lo que siente su alma cuando interpreta, además de lo que dice cuando toca. Hice una transgresión absoluta, por supuesto que todo se dice con la música.

Cuando nos metemos con la música, nos entregamos a una profundidad de sensaciones anímicas y el cuerpo queda cautivo, inmóvil, como un amante que recibe caricias. Todas las cosas que sentimos cuando oímos música, si las queremos explicitar, nos faltan las palabras. Nada puede explicar esa dimensión en la que penetramos. Pero las sensaciones se dan en el cuerpo. Se vibra, se aumenta el ritmo cardíaco, o se pacifica. Yo he llegado a llorar con Madama Butterfly cuando le venda los ojos y le pone la banderita norteamericana en la mano al hijo antes de suicidarse. La música me supera. Y me lleno de dolor escuchando el largo y bellísimo addaggio que acompaña la espera de la japonesa esperando inútilmente que su amado entre en el puerto.

¿Estamos de acuerdo no Jorge Schussheim?

Eva Row dijo...

ElRuso: no se si le decís chanchada al erotismo, eso va por aligerar la presión cultural ¿no?
Animate a hablar sin tener que reirte, que el erotismo es lo más hermoso que tiene la vida. Esa chica que toca el violoncello es una belleza y lo que hace con la musica también, y claro que es muy erótica ella, bellísima, tiene una gran destreza en su instrumento, y da gusto oirla tocar y también ver. Me gustó muchísimo tu aporte. Un abrazo.

Jorge Schussheim dijo...

Eva, usted piensa que me animaria a estar en desacuerdo con usted?

Eva Row dijo...

¡Jorge! no esperaba menos...

Charlie Boyle dijo...

Eva voy hacer un planteamiento de género, primero porque mi primer entrada la resolví para la humorada, entonces ahora viene mi venganza.
Esta es la prueba de la blancura versión femenina, si sobrevive y no besa la pantalla la superó, sinó encontrará en el fondo de su ser serias tendencias homosexuales. Yo que Ud. consulto
Aqui va el video.
Ruso Ud no deja de sorprenderme

http://www.youtube.com/watch?v=Ni2CZxG-ylY

Charlie Boyle dijo...

Y le dejo esta yapa

Eva Row dijo...

Charlie, cuál es la yapa?

Charlie Boyle dijo...

http://www.ted.com/index.php/talks/pamelia_kurstin_plays_the_theremin.html

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...