Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

5 de enero de 2010

El suicidio

-POR RESPETO AL SUICIDA-
- ALLENDE PRESIDENTE DE CHILE-
-SOLDADOS SOBREVIVIENTES DE MALVINAS-


Cuando alguien se suicida, unívocamente todo el mundo piensa que estaba deprimido. Todo el mundo piensa que siempre hay una esperanza y que si el suicida no la tuvo, es porque estaba afectado emocionalmente. Todo el mundo piensa que la decisión viene de una cerrazón psíquica. Muchas veces debe ser así. El deprimido que no sale de la depresión se hunde y pude terminar suicidándose. Conocemos muchos casos de esos..

De lo que no nos queremos enterar es de que a veces la vida puede de verdad cerrarnos todos los caminos. Aceptar eso puede dar pánico. Preferimos creer que eso no puede pasar. Que nadie tiene nunca todos los caminos cerrados. Y ponemos en nuestra boca sentencias poéticas que muchas veces atormentan al sufriente con consejos: tenés que luchar por tu vida, siempre hay una luz en el fondo del camino, mientras hay vida hay esperanza. Cuando decimos esas pavadas, se termina por desesperar al que padece de alguna situación que lo encierra, lo hacemos sentir más solo que nunca, lo hacemos sentir un idiota incapaz de pensamientos tan banales.

El fácil trámite de diagnosticar una enfermedad psíquica, nos salva de sentirnos involucrados. Si estaba enfermo, yo no hubiera podido hacer nada, piensa cualquiera. Y además, no pidió ayuda, dirán unos cuantos. Sin saber si eso es cierto. Porque a lo mejor, se cansó de pedir ayuda. Casi siempre que se pide ayuda, se reciben consejos: tenés que aumentar tu "autoestima", te dicen ahora, con ese modo tan antisolidario de devolver la pelota como fórmula de no hacerse cargo nunca del otro.

Si alguna vez queremos realmente ayudar a alguien que sufre, nunca le digamos esas cosas que aprendemos por ósmosis de una cultura cada vez menos solidaria con el otro. Se va a sentir mejor si compartimos su sufrimiento, si penetramos en ese sufrimiento, si nos consustanciamos con esa angustia sobre cosas que lo acorralan. Pero además de dar consejos de autoayuda, hoy se estila recomendar la terapia. Nadie se siente "autorizado" para penetrar en temas que son considerados "apto para profesional".

La verdad es que es terrible haber estado al lado de una persona y no haber notado en absoluto que pronto se iría a quitar la vida. Es una experiencia que te mueve el piso y los cimientos del edificio. Te dice cuán solos podemos estar, aún estando juntos. Pero mejor, es no pensar.

La vida puede a veces cerrarnos todos los caminos, eso es tan cierto que no necesitaría ninguna prueba. En esas situaciones hay algunas personas que se sumergen en la indignidad, que no se suicidan porque no pueden siquiera pensarlo, porque no está en su nivel de conciencia pensar en decidir sobre su vida cuando todavía no cayeron en el abismo del "ya no me importa nada".

Algunas personas se suicidan en pleno dominio de su voluntad y de su lucidez. Ahí lo tenemos a Favaloro. Aunque no nos guste el personaje, el hombre no pudo soportar la quiebra de su Clínica, la demostración fehaciente de que vivió equivocado, de que todo lo que hizo y pensó y habló de valores sanmartinianos que aseguraban el éxito, estaba errado. El hombre se sintió ridículo delante de sí mismo. Para su sistema interno de valores, él no podía seguir viviendo.

A mí los suicidas que no están profundamente deprimidos, me llenan de admiración. Son personas que habiendo perdido el dominio del destino de su vida, deciden arrebatarle su vida al destino, ejerciendo un acto de dignísima potestad.

33 comentarios:

Lucas Carrasco dijo...

es profundamente cierto, Eva.

Fernando Bonatto dijo...

Es un tema que tiene mas de una faceta,complejo si los hay.
Desde el vamos es cierto que los suicidios no se producen solamente por estados depresivos,sino como Ud señala que sienten que han perdido el dominio de su vida o quizás que tienen conciencia clara que lo van a perder,como puede ser el de una persona que se da cuenta que padece alguna enfermedad con la que es inutil luchar como el Alzhemeir (ahi yo diria adios )u otra similar,pero hay casos que el suicidio es muestra de una cierta impotencia o cansancio frente a problemas visualizados como insalvables y estas situaciones las personas que eligen poner fin a su vida me dan lastima y nada mas.
¿Favaloro? en mi opinion ,mas en contra que a favor

Anónimo dijo...

Eva como siempre tan profundo....
Lo mejor que lei y lo que nunca habria podido escribir...
Abrazo grande amiga....
Andrea desde Corral de Bustos

Eva Row dijo...

Lucas,
beso

Alfre dijo...

Que casualidad, che. En estos días me puse medio meditabundo y llegué a una idea similar.

Pensé que el suicida en cierto sentido ejerce un acto de libertad casi absoluta. Es como si... ante ciertas circunstancias que no es ni ha sido libre de elegir, se plantara y dijera "pero esto, la vida, es mía".

Se demuestra que uno es soberano de su vida ejerciendo el poder de terminarla.

En alguna novela leí una frase mas o menos así... "el verdadero dueño de algo es quien tiene el poder de destruirlo". Creo que era "Dune" de Frank Herbert.

Saludos

Eva Row dijo...

Fernando Bonatto,

metiste el dedo en la llaga del Alzheimer, no pueden existir suicidios por Alzheimer, porque el que lo sufre, cuando lo sufre ya no está en condiciones de ejercer ningún dominio de su vida, y además:

porque no hay diagnóstico antes de que el cerebro empiece a fallar. No "se descubre" el Alzheimer "antes" de padecerlo;

porque el Alzheimer empieza con euforia, una euforia que se manifiesta con cierto infantilismo, y los enfermos parecen exultantes, llenos de alegría de la vida, pero exagerada, todos se dan cuenta de que algo está mal, menos el que está enfermo;

porque cuando está en la etapa de depresión tiene una regresión mental absoluta, no está en condiciones mentales de elaborar un suicidio, suele ser violento, acusar a los que lo rodean de despreciarlo, hace cualquier cosa menos tener dominio sobre su vida.

El Alzheimer le arruina la vida a la familia, y al enfermo lo mata en vida. Aquel que una vez fue, queda fuera del cuerpo que sobrevive quizá pleno de salud.

Así que olvidate de tu idea, en caso de Alzheimer. Fuiste para el único lado que no se puede ir con el tema del suicidio.

Eva Row dijo...

Alfre,

exactamente, la "propiedad" no es sólo propiedad de "uso", sino de abuso y destrucción. Cuando no se puede hacer "uso" de la propiedad, si se quiere ejercer el último derecho sobre ella, se la destruye.

Desgraciadamente eso sucede muchas veces en los asesinatos pasionales. El asesino considera que su pareja es su "propiedad".

perejil despenalizado dijo...

por momentos la vida es tan absurda que resulta mas dificil explicar porque se sigue que el porque alguien elige irse.

Fernando Bonatto dijo...

Cierto es que el Alzeihmer cuando esta declarado ya no hay tu tía,pero puede haber señales claras.
Pero hay otras penurias que no quiero pasar.Padezco de EPOC ,tengo 63 años,lo llevo muy bien,realizo actividad aerobica,ando en bici,camino mis 10 km diarios, incluso troto algo,pero puede que a la larga termine como un familiar limitado al largo del tubo que sale de la mochila con aire,no lo quiero para mi.asi de sencillo, aunque puede que cuando llegue esa hora me consuelo pensando que todavia manejo el pensamiento pero no se
dentro de 25 años te cuento

Dr. Zin dijo...

Podríamos decir que Sandro se suicidó de a poquito, por ejemplo?

Fernando Bonatto dijo...

Bueno Dr Zin,hay conductas autodestructivas que se podrian equiparar al suicidio,tabaquismo,alcohol,drogas,son en determinadas circunstancias una muerte lenta segura.
Otra variante es la de actividades de alto riesgo como carreras de algunos vehiculos,montañismo,etc

Marmaduke/Eddie/Matt dijo...

Tenés absoluta razón, Eva. Ni todos los suicidios son "enfermos" ni es fácil tener el valor -y la paciencia- de entrar en el mundo del suicida y "com-padecer" su sufrimiento, entenderlo y tratar de ayudar. Y a veces los terapeutas son los que menos entienden. Te lo digo yo, que al fin y al cabo soy psicoanalista.
Eddie

Eva Row dijo...

Eddie,
ay Eddie, qué difícil debe ser ser psicoanalista de un probable suicida, sobre todo de los deprimidos. A mí me parece que el psicoanálisis sirve más para cuando la persona está interesada en el destino de su vida.

MarianoMundo dijo...

Hola Eva,

siempre pensé que el suicidio es un acto de valentía terrible. Creo que, en algún sentido, vos pensás lo mismo.

Besos

Eva Row dijo...

Sí Mariano, cuando uno no está deprimido sino consciente de lo que hace, el acto merece respeto, no hay derecho a uniformar a todos bajo el término enfermedad.

Petaloudes dijo...

es un texto muy fuerte, y me llama la atención ser la primera en disentir. lo que pasa es que cuando la decisión ya está tomada (ya sea conciente o no), todo lo que se pueda decir va a ser en vano. la persona ya está ensimismada lo suficiente como para abandonar el mundo. no lo veo como un acto de valentía, aunque sea "sin depresión". me parece un acto desesperado. porque no siempre hay que hacer algo, una posible salida, cuando no hay o no se ven las salidas, sería quedarse quieto. la valentía tenemos que ponerla del lado de la vida, del lado de la esperanza.
(ahora, andá a contárselo a un padre de cromagnon o por el estilo, ahí sí que no puedo opinar, son dolores insoportables).

Eva Row dijo...

Y qué tal el presidente de Chile Alende? ¿Se pude decir que era un cobarde? ¿Y los muchachos de Malvinas? ¿Eran cobardes?

Petaloudes dijo...

Eva, creo que no me expresé bien. al poner la valentía del lado de la vida no quiero decir que suicidarse sea de cobardes. para nada. es una opinión sujeta a error por supuesto, por eso me tiraba más para el lado de la desesperación, jamás de cobardía. me expresé mal.
suponer valentía en el suicidio me hace ruido. en Allende o los chicos de Malvinas se me hace que es una decisión que pasa más por el lado de elegir morir por tus propios medios y no por la violencia de un tercero. no sé, es una opinión, no se enoje. es mi primera vez en este blog, no me gustaría que todo quede en un malentendido.

Lucas dijo...

Los muchachos de Malvinas- Falklands, en realidad- no fueron héroes ya que no hubo ninguna gesta, sino un arrebatado intento de un dictador alcohólico de postularse a una gloria de manual escolar y de subsanar mediante el nacionalismo generalizado, el malestar económico y social.
Por suerte Inglaterra siguió sinendo un gran imperio, para nuestro bien.
Tampoco eran soldados, ya que gran parte apenas contaban con una instrucción a las apuradas y tomaban Nesquik en sus casas hasta una semana antes de desembarcar en unas remotas islas. Ante un ejército profesional, de fines del siglo XX, nuestros pobres muchachos no tenían nada que hacer.
Nadie los defendió en su momento de la locura bélica, porque estar en contra- como fué mi caso- era ser inmediatamente tildado de "antipatria".
Igual que ahora, en que estar en contra de la locura kirchnerista, dispara automaticamennte la etiqueta de "gorila", "cipayo" o cualquier otro mote.
Ser Argentino es basicamente no tener ideas, ser siermpre oficialista, decir lo que hay que decir según la moda política.
A los soldados, hay que recordarlos como otras víctimas de la dictadura sanguinaria, y hay que recordar que casi no hubo voces en contra de esa locura.
Incluso el nuevo postulado para Nobel de literatura, Ernesto Sábato, fué un claro propagandista de la guerra con su fervor patriótico. Además de haberle ofrecido cuatro años antes- junto a Videla en el Sheraton- la noche del 26 de junio del 78, una cena- homenaje a la selección dudosamente ganadora, si se recuerda el partido con Perú.
Apenas cinco años mas tarde, ese mismo señor, encabezaba la Conadep.
Hoy nadie cuestiona el terrosismo de estado que comenzó con Perón- Lopez Rega, allá a fines del 73 y que dejó mas de dos mil, muertos, no precisamente gente de derechas.
Argentina apesta por donde se la mire.

Eva Row dijo...

Petaloudes,

No me enojo, y me da cierta bronca que se confunde siempre discusión con enojo, pero no es problema del emisor ni del receptor del discurso, es problema del intercambio de textos sin tener el acompañamiento gestual o la inflexión de la voz del emisor. Yo discuto con alegría y energía, no quiero hacer creer que me enojo. Es difícil adivinar el estado de ánimo a través de la sola lectura de un texto, cuando miramos la cara de alguien que habla, o cuando escuchamos su voz, recien ahí completamos la recepción del discurso a través del mensaje gestual o de la inflexión de la voz. Gracias a ese miedo que a veces nos domina escribiendo, de que nos malinterpreten, estamos sujetos a aclarar con frases consabidas como "sin ánimo de polemizar", "con todo respeto", etc. y a veces me olvido del problema. Por eso te pido que me disculpes la falta de minuciosidad.

Petaloudes dijo...

por favor, ¡faltaba más! opino igual que Ud., a veces hay que aclarar mucho, pero está bueno también poder expresarse como se es, y generalmente cuando se tiene garra se es así en vivo y en directo también, y por lo general esas son las personas más interesantes de conocer. voy buscando la manera yo también de hacerme entender por éste medio, soy bastante nueva. le dejo muchos saludos.

Eva Row dijo...

Lucas,
Qué asco es leer "por suerte Inglaterra siguió siendo un gran imperio, para nuestro bien". Acá no vas a tener confusión, no sólo me enojaste, sino que me dio mareo.
Inglaterra no es más un imperio hace mucho, a dios gracias, y para bien de la humanidad. Y la guerra de las Malvinas le sirvió a la Thachter, puaj, para salvarse de su espantosa impopularidad.
Decir que los chicos de Malvinas que se suicidaron no fueron héroes, es una estupidez: no sólo es héroe el que pelea en la guerra, y por otro lado, ¿a quién le importan los héroes?
Mirá, éramos muchos los que estábamos en contra de la guerra, y si es verdad que la mayoría de tarados que hay a veces en nuestro país, formaron un coro de apoyo por Las Malvinas, los que estábamos en contra nos importaba un pito lo que dijeran los demás. A mí nunca me importa lo que me digan, como me llamen, cómo me critiquen, ya me ves apoyando a Kirchner cuando la mayoría que habla por boca de ganso se uno a este otro coro de tarados que escupe en el plato en el que come.
Que Argentina apesta por donde se la mire, es una frase que habla de un idiota. La Argentina es un país hermoso, que supo tener gente inteligente en todos los estrados de la jerarquía, igual que tarados, por supuesto. Pero el país es maravilloso en su conjunto. La sumatoria de todo sigue siendo positiva. Lo peor pertenece a una minoría ciega y bruta, que sabe manejarse para distrubuir su discurso y apropiarse de las mentes de los más ilusos.
En total los hijos de puta son un 30 por ciento. Otra 30 por ciento vale oro. El resto anda vagando entre uno y otro discurso, a veces eligiendo la opción que los sepulta.

MarianoMundo dijo...

Lucas,
siguiendo tu planteo, traspolando tus ideas ochentosas a este momento histórico, muchos dicen que los kirchneristas, o aún aquellos que no aceptan ese mote pero apoyan al gobierno en buena parte de sus medidas, es hoy señalada de loca, sorda, ciega o paga. Salvando las distancias, tenemos esa cruz, como esos "antipatria" de antaño.

Saludos

MarianoMundo dijo...

Tuve que razonar toda la tarde para poder cerrar esa idea de la valentía que esbocé antes.
Yo creo que el tema del suicidio es un tema tabú. Lo reprime la religión, lo reprime la sociedad, lo silenciamos, no se habla de él, ni se hacen públicas las estadísticas. En varias ocasiones, cuando nos enteramos de un caso de suicidio primero pensamos en la familia del muerto, antes que en el muerto mismo. Es como que lo culpamos o medio que lo maldecimos por haber tomado esa decisión. Es como que adquiriera otra categoría diferente. Pienso en una persona que se estrola en una ruta, por imprudencia al conducir, digamos, no tiene el mismo tratamiento en nuestra consideración que uno que se mata por decisión propia.
Me da la sensación de que un suicida, de esos que vos llamás conscientes, tiene que romper con muchos tabúes como para matarse.
Lo miro desde la perspectiva de una persona optimista como soy, que tiene momentos de dolor y duda, y pienso en la valentía de dar por tierra con todos esos dogmas, con las responsabilidades que uno asume y que en muchos casos terminan ahogándote, y en el hecho de tener la valentía de atentar contra uno mismo.
No se, es un tema complejo y capaz que me equivoco fiero con lo que digo, pero me parece piola poder hablarlo, despojándose de los prejuicios y los silencios que siempre están alrededor del tema.

Saludos

Eva Row dijo...

MarianoMundo,

es cierto, el tema del suicidio es TABÚ. Y de un tabú no esperemos que se hable sin conflicto. Pero es interesante ir demoliendo los tabúes, o por lo menos irlos descifrando.

Me invitás a seguir pensando y te lo agradezco, esa es la actitud que yo deseo generar entre los lectores, la de pensar y movilizar el análisis compartido.

El verdadero TABÚ es la muerte, y por lo tanto todo lo que la rodea. El suicidio vendría a ser una versión paradojal a la de la muerte que conocemos, con su arbitrariedad para decidir quién va a morir y cuándo. El suicidio le arrebata la exclusividad de matar a la muerte. Pero la moneda de cambio resulta una ironía, sólo podemos vencer a la muerte ganándole de mano, cuando la verdad es que se entiende que vencer a la muerte es dar vida, no matar. El suicidio es una fórmula que exaspera, la lógica es la vida.

Pero cuando uno sabe que una persona inteligente y culta, que se autoabsteció toda la vida, que es un ejemplo de voluntad y compromiso moral y de acción, cuando uno observa que esa persona sin advertirlo a nadie, se quita la vida, no tiene derecho a tirar por la borda todo lo que ese tipo fue y demostró ser, tiene que entender que en este caso, el último acto de su vida que es darse muerte, está encuadrado en el mismo esquema.

Yo no estoy defendiendo el suicidio. No es algo para defender. Simplemente creo que tampoco es algo para condenar ni para reprobar ni para desconsiderar como acto de la voluntad en dominio completo.

Lo que sería bueno es considerar ésto último que propongo, tomar en cuenta que hay motivos para que una persona mentalmente sana se suicide, motivos reales, que como expliqué en el post, deciden a la persona a proceder en función de arrebatarle su vida al destino.

Leer como fue el suicidio de Allende, cómo se despidió por teléfono sin que sus interlocutores adivinaran lo que iba a hacer, y cómo se mató tan eficazmente...es conmovedor. Además de escalofríos por la VALENTÍA que hay que tener para eso. Uno se llena de respeto, porque el hombre decidió no entregarse vivo, no someterse a humillaciones, no exponerse a que las bestias inventaran un enfrentamiento para fusilarlo, o peor, que le dieran la oportunidad de salvarse, de expatriarse, de vivir en París mientras los militares mataran a los hombres comunes que se habían expuesto en la lucha por Chile.

No podemos, no debemos pensar ninguna otra cosa que no sea que Allende fue un valiente, además de un hombre recto y lleno de los mejores valores humanos. No tenemos derecho a ver ese suicidio con ojos de pacato temeroso.

Hoy, el suicidio de Allende es un Tabú. Y desde el primer día, de eso no se habla.

Gracias por hacerme pensar.

Marmaduke/Eddie/Matt dijo...

Bueno, mira Eva. El respeto que yo siento por la figura de Allende no es porque decidió no entregarse vivo sino porque, siendo el hombre honesto, generoso y amante de la paz que era, entiendo que comprendió que su muerte sería un dedo acusador imborrable contra la traición y la violencia de sus miserables y reaccionarios generales y de la clase social que los impulsó y que, por tanto, su sacrificio era la mejor herencia que podía dejar.
Muchos personajes despreciables se han suicidado para no entregarse vivos; no es necesariamente un gesto noble. Ahí lo tenés a Hitler, sin ir más lejos.
Eddie

Eva Row dijo...

Eddie;

por supuesto Eddie, el respeto y la admiración no es por el suicidio de Allende sino por lo que fue.

Te cuento que hace muy poco ví una documental en la televisión chilena sobre todo el proceso del gobierno de Allende hasta el final, en realidad era sobre la vida y muerte de Víctor Jara relatada por su esposa, cosa que incluía como marco toda la historia del gobierno de Allende y el apoyo que le dio Víctor Jara.

Y me impresionó el comentario del relator de fondo del documental cuando dijo que el suicidio de Allende sumergió a todo Chile en el silencio para siempre sobre el tema, que nunca se habla de eso, que la gente no quiere hablar del tema.

Eso significa para mí dos cosas: por un lado que el suicidio es un Tabú, y por otro que ningún seguidor le puede perdonar a un dirigente político una salida individual como el suicidio, o como la renuncia al cargo. Ahí lo tenemos a Chacho Alvarez, que creyó que ganaría algo renunciando, pero en cambio lo lanzó a la condena eterna, no tiene retorno ni recuperación.Suicidarse o renunciar es una forma de dar por terminada la lucha. La gente quiere que su héroe muera luchando, en manos del enemigo.

Una cosa es considerar socialmente un suicidio de un hombre que tiene un cargo, y otra es considerar a personas solas, cuyo suicidio no afecta directamente la vida de nadie.

La sociedad es voraz, no perdona al individuo.

Como psicoanalista vos sabés cómo actúa el individuo cuando se disuelve en el cuerpo social sin nombre y se transforma en "hombre masa".

MarianoMundo dijo...

Eva y Eddie,

agregando un comentario acerca de Allende, del cual conozco verdaderamente poco, recuerdo que una vez en Santiago, en casa de un millonario empresario chileno que había iniciado su fortuna durante el proceso de Pinochet, éste me confesó dos cosas, que a la luz de lo que venimos hablando vienen bárbaro.
Primero, me dijo que durante el gobierno de Allende, Chile era un país atrasado y pobre, y lo comparó con Bolivia. Lo dijo así: se parecía a Bolivia. Con todas las letras. Luego dijo que Allende en realidad no se había suicidado, sino que lo habían matado cuando quiso disparar a los soldados que entraban en su despacho. Y que luego, los socialistas habían inventado la historia del suicidio para cubrir con el manto de gloria y darle carácter de mártir a Allende.
También me dijo este hombre que él provenía de una familia pobre y muy trabajadora, y que con el "progreso" pinochetista, tanto él como todo Chile habían iniciado un camino de ascenso y que hoy estaban entre los países más pujantes de América del Sur.

Se pueden extraer muchas conclusiones de este alegato. Principalmente, me deja pensando ese nivel de cinismo, porque entiendo que no solo este hombre, sino que varios otros personajes de la derecha chilena (que es tanto o más derecha que la nuestra) pretende targiversar la historia y construir un relato paralelo acerca de la muerte o el suicidio de Allende.
Por otro lado, también me ilustra acerca del carácter de mártir de aquel que, rodeado por lo inevitable, se entrega a la muerte antes que a sus captores. Entonces, vuelvo al principio: ¿se trata realmente de un acto de valentía? ¿O es, más vale, un acto de la más íntima cobardía?
Ojalá podamos, entre todos, dilucidar la complejidad del tema.

Saludos

Eva Row dijo...

Mirá, contestar a ese infame es lo último. Hacer correr sangre como hizo el hijo de puta de Pinochet no puede justificar ni la mejor de las economías. Claro que había pobreza y por eso el pueblo votó a Allende. ¿O quiénes eran los gobernantes que hicieron la pobreza, acaso no fueron los derechistas antes de Allende? Y a él no le dieron ni tiempo ni tregua, tanto la derecha como la izquierda que lo presionaba, igual como hacen acá con Cristina los Pino Solanas y toda la troupe. Pinochet y todo Chile usufructuaron de la gram nacionalización del cobre que hizo Allende, LA RENTA BÁSICA DE CHILE, QUE SE LE DEBE PURA Y EXCLUSIVAMENTE AL DR ALLENDE.

Eva Row dijo...

Mariano,

sinceramente creo que no tiene sentido hablar en términos de cobardía y valentía, son términos gastados, acuñados por una moral heróica y a mí el heroísmo me parece un verso que te ponen para que expongan la vida los jóvenes en los ejércitos cuidando el patrimonio de tres vivillos que se quedan sentados en el escritorio contando plata. Aunque los términos son muy bellos y no tienen la culpa del abuso, los uso para otras cosas, por ejemplo para mí, mi hermana es una heroína por haber resistido vivir en la calle sin familia y sin comida en la guerra, y las madres que cuidan a sus hijos sin ayuda, y los hombres que asumen la paternidad y viven pensando en sus hijos, y los maestros que aman a los niños y cobran 2 mangos por su trabajo. En fin, héroe es el que ama al otro y lo defiende como a sí mismo.

Yo hablé simplemente de que el suicida no es siempre un enfermo. Es todo lo que quería decir. Cobarde o valiente.

MarianoMundo dijo...

Hola Eva,

yo mismo puse el término de valentía, y luego lo contrapuse al de cobardía, cuando reflexioné acerca de Allende. Creo que eso terminó por desvirtuar la conversación.

Un beso

Fernando Bonatto dijo...

A mi me gusta la poesia,gozo con la lectura de grandes poetas y encuentro que muchos de ellos optaron por poner fin a sus dias voluntariamente
Vladimir Maiaskosvky,Sergei Essenin
aca Alfonsina Storni ,Leopoldo Lugones,Alejandra Pizarnik ,entre los que recuerdo al paso
Horacio Quiroga el gran cuentista
y luego politicos como Leandro Alem
Lisandro de la Torre y en Brasil
Getulio Vargas.
En Cuba la dirigente revolucionaria,intelectual de fuste ,directora de la Casa de las Americas, Haydee Santamaria tambien se mato.
Todas ellas personalidades ricas y potentes,sensibles quizas,quien lo sabe.Leopoldo Lugones no es santo de mi devocion pero era sin duda un intelectual de fuste
Complicado,muy complicado
Creo que no se puede opinar ligeramente y hay un lugar intimo en que el cansancio gana

Anónimo dijo...

LEYES, PARA QUÉ?

KIRCHNER 2011!

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...