Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

10 de mayo de 2011

¿Qué es el "nunchaku?

Mauri, en su post "Pogrom en Once", dice que "A veces hay tensión y cada tanto, algún loco, pero en general la gente convive en relativa armonía, equilibrio y tranquilidad." Puedo asegurar que no es cierto.

En el barrio de Once no hay armonía ni equilibrio ni tranquilidad. Los peruanos invadieron el barrio, son sucios y ladrones, y se ponen a comer en la calle, y en Sarmiento entre Pueyrredón y Boulogne Sur Mer, todas las noches se juntan en la oscuridad una bandada de peruanos que cocinan y traen sus comidas para vender. Ningún argentino les compra, por supuesto, esa comida extraña a nuestros estómagos. Se sientan en cuclillas, o en el suelo y les venden a otros peruanos la comida. Los que comen tiran sus bandejitas al suelo. Las limpias calles de antaño del impecable barrio de Once, se resienten en su sutil delicadeza.

Por suerte de vez en cuando los corre la Policía y les incauta la asquerosa comida, y ellos vuelan en desbande y encima se quejan, como si fuera un pogrom. Cuando hay alguna de estas razzias, los "vecinos" macristas (judíos entre ellos, por supuesto) se juntan para decirse unos a otros "estos peruanos de mierda!" ¿Alguien sabe dónde se venden los nunchaku?

Y Clarín no lo denuncia nunca. Así que, eso de que Clarín quiere crear un clima contra el gobierno, es falso.






46 comentarios:

Anónimo dijo...

Les puedo asegurar que la comida Peruana es riquisima. si a estos vecinos les gusta la comida japonesa seguro le va a encantar.

Da miedo lo que crecio el racismo en Argentina. o al menos yo no lo veia tan despectivamente. muchos dicen que los Paraguayos y los Bolivianos nos sacan el pan de la boca pero bien qe a la hora de levantar una pared o hacer la entrada del garage para mi 0km los llaman porque no se quieren ensuciar las manos de revoque. Alguien tiene que trabajar muchachos!!

Excelente Blog Eva, te conoci en 6.7.8!!

Abrazos
Daniel Carbajal

MC. Operador Visceral dijo...

Me parece que hay algunos que no caminan el Once cotidianmente.
Peruanos, bolivianos, indios, senegaleses,paraguayos, ademàs de los ya conocidos y muy tradicionales judìos solo algun de las comunidades que por allì transitan.
El racismo està a la orden del dìa en esta BsAS Pro pero aùn asì el ecumenismo del barrio es casi asombroso.

Sujeto dijo...

Hola Eva

El racismo y la xenofobia son algunas de las peores indignidades que puede sufrir un pueblo. Hablan de lo más bajo, lo más mezquino, lo "poca cosa" que se puede llegar a ser.
Si el nunchaku es un arma (que dicho sea de paso, de uso habitual en las artes marciales orientales) el desprecio al otro es otra,tan letal o más que esos dos palos unidos por una cadena.
Absolutamente repudiable que hayan atacado a este hombre, y con un elemento que hace tanto daño al cuerpo, pero absolutamente repudiable y despreciable también los que usan el nunchaku del odio y el menosprecio, que hacen tanto daño al alma.
Un beso grande

Mauri K dijo...

Eva, yo me crié en el Once prácticamente, nunca vi mala onda, la gente convive y comercia tranquilamente, y si bien esto no significa negar el racismo que existe entre la porteñidad, hablar de "ataque antisemita" porque un tarado agredió a un rabino y ponerlo en un titular me da desconfianza.O risa.

Si, claro, hay épocas mejores y otras no tanto, tal vez esta sea la "no tanto".
Pero "antisemitismo" en Argentina no, a mi no me jodan con eso.

Eva Row dijo...

Anónimo,

gracias por los elogios al blog, se sienten como aliento!

Claro que la comida peruana es riquísima. Y estas laboriosas peruanas hacen lo que la costumbre latinoamericana y oriental, que es vender en ferias comida al paso del caminante. Pero acá somos europeos, somos París.

Por eso los porteños se horrorizan de la venta callejera de comida caliente. Y la Policía los corre como si fueran delincuentes.

Carlos G. dijo...

Bueno es sabido que hay términos que han adquirido la categoría de lápidas y que tienen la particularidad de que, al aplicarse, se cancela toda posibilidad de discusión.
Tienen una contundencia parecida a la del arma mencionada en el post.
Así, según con qué tema se meta uno será gorila, antisemita, racista etc.
Y de esa (des)calificación no se vuelve.

Eva Row dijo...

MC. Operador Visceral dijo..
el ecumenismo del barrio es casi asombroso.

Lo siento mi amigo. Este, es un barrio racista. Yo tengo que salir a la calle a pelearme contra todos, y nadie sale con una sola voz a estar de acuerdo conmigo. Enfrente al costado, adentro, todos están en contra de los peruanos. En un edificio llegaron a llamar a Asamblea con la pretensión de prohibir que los rentistas alquilen a peruanos.

En una esquina dos familias bolivianas compraron la propiedad en 250 mil dólares y yo soy la única que los felicité, ellos me lo dijeron. Yo lo sé. Todo lo que escuché es ¿con qué plata compraron eso? con la verdura no lo creo...!

Eva Row dijo...

Sujeto

exactas palabras, como siempre. El racismo es el nanachaku ideológico.
Un abrazo!

Eva Row dijo...

Mauri, cuando vos te fuiste había mayoría de judíos comerciantes que vivían con sus familias. Eran librepensadores, no eran religiosos y las escuelas judías eran laicas o de izquierda, como el Peretz. Este barrio era tierra judía, y los que no eran judíos se contagiaban de los gustos de la comida judía, y convivíamos armoniosamente en general. Pero siempre, siempre hubo ANTISEMITISMO.

Esta época no es ni peor ni mejor que siempre. No hay más antisemitismo que el hubo. De ninguna manera aumentó, sino que como digo en el post, el racismo que corrió hacia los pueblos que inmigran.

El título de Clarín podría haber sido igual en cualquier época. Sólo que estaría escrito en un lugar interno abandonado del diario, con el tamaño de letra insignificante en el título, como quien "cumple" a regañadientes. Pero ahora Clarín le saca el jugo a una cosa como esta, y la convierte en un hecho importante. Me gustaría saber quién es el pelotudo ese, qué tiene que ver con el director de la escuela, pòrque no lo hizo como anónimo sino que se dio a conocer.

Eva Row dijo...

Carlos G

exacto. Y por eso es que judíos como yo o como Mauri, somos los primeros en tomar el compromiso de la palabra, porque a nosotros no nos van a enroscar con que somos antisemitas.

uno dijo...

Mm, estás segura? Escuché varias veces desde Israel motes de antisemita para judíos anti estado de Israel.

Creo que lo que pasa con los inmigrantes bolivianos es distinto. Lo que voy a decir seguramente es políticamente incorrecto, pero creo que para mucha gente es fácil hablar contra la discriminación desde barrios de gente de guita donde si se cruzan con inmigrantes es sólo en forma de trabajadores. Los comentarios más racistas los escucho generalmente de gente que convive con ellos, que viven en Liniers, en Flores, Soldati, Lugano, etc, y donde se da un fenómeno que no creo que se pueda dar con judíos por ejemplo, y es que son muchos. No me imagino un colectivo con el 60% de los pasajeros judíos ortodoxos con gorros y trenzas, mientras que con la comunidad boliviana se dan mucho más situaciones de ese tipo. Cómo se evita ese sentimiento de rechazo al sentirse el distinto en el propio barrio que tienen muchos argentinos? Por ejemplo en el parque indoamericano, parte del quilombo se dio por argentinos de clase media a media baja que querían rajar por su cuenta a los bolivianos. No son pocos los que se identificaron con ese accionar.

Carlos G. dijo...

Que en la Argentina hay antisemitismo y racismo no es una novedad.
Hubo racismo también hacia la inmigración española e italiana, y todavía hoy hay quienes se lamentan de que se les haya echado aceite hirviendo a los ingleses.
Hoy es más común la discriminación hacia la inmigración de los paises limítrofes; y cuanta más apariencia indígena, más rechazo.
Yo trabajo hace más de 40 años en la construcción y sé que los "bolitas" y los "paraguas" son, en general, excelentes trabajadores y mejores personas.
Hasta ahí creo que estamos de acuerdo; ahora bien, calificar de racista a una persona que protesta porque su lugar se ha convertido en una mugre (Liniers sur por ejemplo) o porque de noche invariablemente grupos de personas se emborrachan y pelean hasta la madrugada, yo no lo comparto.
Esto no es París, ni Londres, ni siquiera Madrid, pero tampoco La Paz, Cuzco, o Lima.
Es Buenos Aires, Argentina.

Gela Makn dijo...

visiten mi blog!! matandoelaxioma.blogspot.com


saludos, muy bueno el blog eva, te conocí en 6.7.8. seguí así!!

Eva Row dijo...

uno

Sí, estoy segura. No, no escuchaste desde Israel motes de antisemita. Te pueden decir cualquier cosa, de lo más detractora, pero nunca antisemita porque es incoherente. Incluso hay un individuo sionista histórico, que pactó con los nazis antes de que Hitler largara la guerra, y a esa persona jamás nadie lo llamó antisemita. El mote es de auto-odio, sin decir la palabra antisemita.

El fenómeno al que te referís ocurría en el barrio de Once, desde hace 60 años hasta hace 25 años. Durante todo ese tiempo la mayoría abrumadora de los habitantes del barrio eran judíos. Pero te equivocás cuando pensás en judíos y lo indentificás con vestimentas especiales. Eso es un fenómeno de hace menos de dos décadas. Antes los judíos vestían como todo el mundo. Ahora también, pero hay algunos que son religiosos y se visten de modo especial. Es un fenómeno novedoso.

El sentimiento de rechazo, que vos entendés, porque seguramente sos víctima de eso, se combate entendiendo que los tiempos cambian y que lo que hoy es de una forma, mañana es de otra. Ayer eran tus abuelos que venían de Europa los que eran rechazados por los que estaban aquí hacía décadas. Gallegos, italianos, fueron rechazados y ridiculizados en los escenarios de los teatros, y en el cine. El esterotipo del inmigrante era ridículo y buscaba reirse de ello a través de la burla despiadada.

Vos tenés que pensar que la Argentina no es tuya solamente, que también es del inmigrante que saca la nacionalidad, aunque no se parezca físicamente ni culturalmente a vos. Pero sus hijos serán argentinos como vos. En una generación desparecen las diferencias culturales. Es cuestión de respeto e inteligencia hacia el fenómeno inmigratorio. Es cuestión de no ser de mente pequeña y sentir pánico de quedarse solo entre muchedumbre ajena. Tenés que sentir que son tus hermanos y que no vienen a borrar tu paisaje, sino a confundirse con él a través de la permanencia y la procreación de hijos de este suelo.

Eva Row dijo...

Carlos G

Está bien que te moleste que tu barrio se haya convertido en una mugre. Lo que está mal es que le eches la culpa a los inmigrantes de que el cambio a vos no te gustó. Ellos no vinieron a ensuciar tu barrio, no pensaron que su vida estaba dirigida a ensuciar el barrio de Carlos G. Vos para ellos no existís como objetivo. Ellos viven como pueden y como saben. Y llegaron a tu barrio. Eso es lo que le deparaba la historia a tu barrio. Si no te gusta, y podés, mudate de barrio, sos vos el que desentona allí con tu memoria de otros tiempos. Los tiempos no se detienen a gusto de nadie. Obviamente tu barrio se abarató en costos de vivienda, por algo habrá sido, el valor inmueble debe haberse degradado, no debe haberse construído nuevos edificios, no se habrán revalorizado los terrenos, por eso allí entran inmigrantes. Primero se abarató, luego vinieron los inmigrantes. Si alguien se siente mal con el cambio, es porque no pudo crecer económicamente y abandonar el barrio como habrán hecho los anteriores vecinos que eran limpios, que evidentemente se fueron, porque vinieron otros.
A los inmigrantes de otras culturas hay que darles tiempo. Lo mismo le habrá pasado a tu abuelo o bisabuelo cuando vino para acá. Pensa´en cuántos se habrán sentido mal mirándolo vestido pobremente y tal vez hablando en media lengua, sin finura ni clase.
Esto no es París, ni Cuzco ni Lima, pero tampoco es el Buenos Aires de la avenida Callao con mansiones de jardines cuya puerta tenía apostado un guardia de uniforme y de adentro salía a abrir un mucamo vestido de frack.

Eva Row dijo...

Gela Makn
no es una buena política salir a buscar lectores para que entren a tu blog. Te recomiendo que comentes en todos los blogs que puedas. Esa es la manera de interesar a otros lectores en concurrir a ver tu blog. No hay otra.

Mordi dijo...

Eva:
Vos decís "Esto no es París..." para aclararle a un lector que deberá entender la composición social y étnica de la Ciudad de Buenos Aires.
Esa observación me inspira una reflexión.

Es interesante observar la imagen que tienen ciertos ignorantes de clase media argentina sobre Europa.
Justamente, ciudades como París, Berlín, Londres y las capitales más chicas, como Copenhague (ciudad-puerto, como Bs As) tienen un gran cosmopolitismo. Hay inmigrantes de todo tipo, europeos y no europeos. Su riqueza cultural se genera, se mantiene y aumenta gracias a los inmigrantes y a los migrantes. Hay inmigrantes de todo tipo en estas ciudades. Los hay pobres y ricos, trabajadores (me consta que representan la inmensa mayoría) y aprovechadores.
Entonces, si un porteño o un argentino de otra provincia afirma que admira París y esto lo afirma porque efectivamente conoce París, debe saber de qué está hablando y cómo se vive en París hoy.
Así que yo, en apoyo absoluto de Eva, digo: Buenos Aires es París.

Eva Row dijo...

Mordi,
buenísimo! Eso se llama aprender algo nuevo, un nuevo concepto de la cosa. Si vos querés vivir en París, te debe gustar vivir en una ciudad cosmopolita.

Magnífico. Hemos aprendido una cosa importante. Y de esto se desprende que el que se molesta por la diferencia de personajes que rotan en su ciudad y los cambios que le traen al paisaje urbano, es porque tiene la mente de un pueblerino de pueblo chico, donde se cuece el "Caldero del diablo". Donde nada cambia, donde todo es siempre igual, para abulia y estancamiento general.

Diego E. dijo...

La discriminación racista es siempre una cuestión de poder, cuando se manifiesta de un individuo a otro. Puede ser de demostración de poder, o en respuesta a su falta, la impotencia. Y tiene bastante poco que ver con nacionalidad, acento o color de piel, aunque esas sean normalmente los catalizadores que funcionen de excusa.

La razón por la cual Clarín convierte en noticia una agresión a un judío, y no una agresión a un boliviano, es que defender a los judíos es, hoy, políticamente correcto. Es políticamente correcto defenderlos hasta cuando un judío discrimine y sus actos no representen a nadie más que al propio individuo. Defender a un boliviano, que está en una relación de poder muy inferior, es poco grato para quien habla desde -precisamente- una posición de poder.

Baudelaire escribió sobre una "horrible judía", su amante, prostituta, del barrio latino. Pobre. Baudelaire era hijo de un diplomático. Nietzsche construyó una filosofía del poder; una filosofía del(os) amo(s). Sus comentarios sobre los judíos son deplorables. Pero ni siquiera él, con toda su inteligencia, pudo verlo: no sentía asco porque fueran judíos, sino porque eran pobres.

También existe la posición opuesta. La del pobre que dice sobre su amo "gringo hijo de puta"; una manifestación de impotencia (que al amo no le causa ningún daño, claro). Lo odia por el maltrato, por el poder heredado que él mismo no tiene, por la insultante desigualdad en sus modos de vida. Si además, el amo llegara a ser negro, hay una excusa socialmente aceptada para canalizar el odio.

Pero el odio viene siempre por otro lado.

Diego E. dijo...

En cuanto a lo que señala Mordi, siempre recuerdo la novela con la que más me he reído en mi vida: La guía del autoestopista galáctico. Son cinco tomos, nada menos. Es desopilante.

Creo que en el cuarto tomo, luego de idas y venidas a los confines del universo, al pasado, al futuro, un extraterrestre llega a la tierra. Su aspecto es, por decir lo menos, extraño. Su nombre es impronunciable. No habla inglés (en rigor, ninguna lengua humana), no tiene idea de las calles, ni de la geografía, ni tan siquiera de la topología del terreno; y debe pasar desapercibido. Su trabajo ideal: taxista en Nueva York.

Mordi dijo...

Años atrás yo vivía en Copenhague. Unos amigos daneses tenían noticia de que Argentina era más similar a Europa que el resto de los países de América latina. Esa información les hacía suponer que el Estado argentino debería tener como base al sistema de seguridad social, que debería tener como modelo al Estado de bienestar. Me causó asombro esa apreciación. Pero el argumento que me daban mis amigos era que es justamente el Estado de bienestar lo que define a la identidad europea. ¡Y es cierto! Basta con leer el sitio de la UE: http://www.europa.eu
Curiosamente, muchos que dicen admirar "el primer mundo" o "los países adeltantados" o a países europeos suelen ser los primeros en oponerse a cualquier ley o reglamentación que asome a parecerse a las normativas europeas (v.g. AUH, ley de medios, policía bajo control judicial, derecho a organización sindical de los policías, etc.).
Attenti, entonces a las zonceras.

Carlos G. dijo...

Eva, no concuerdo con tu respuesta y sí con la de Mordi.
Lo de Liniers fue un ejemplo, y no personal, yo no vivo allí, así que no hablo desde un "perjuicio" personal.
Es muy común esto de creer que todos nos rascamos donde nos pica; no es mi caso.
Es muy probable que el proceso por el cual determinados lugares de las ciudades o sus alrededores tenga que ver con algún abaratamiento, o también con algún cierto abandono de algunas zonas por parte del gobierno de turno.
Pero lo que no comparto es eso de si no te gusta mudate.
Yo soy de los que se quedan; porque comparto aquel concepto que alguna vez mencionaba Sábato del "paese" que es ese lugar en el que uno nació, en el que vive, del que nunca se fue y en el que se va a morir.
Si enfrente de mi casa un vecino saca la basura cuando el camión recolector ya pasó, no le pregunto si son inmigrantes, ni me fijo si son rubios o morochos, les pido que no lo hagan.
Tal vez por eso no me fui de la Argentina, ni en 2001-02 ni antes, y nunca me prendí con el discurso de que "afuera todo es mejor".
Me considero una persona con la cabeza bastante abierta, estoy educado en la escuela pública en todos sus niveles cuando la primaria y la secundaria era un lugar donde se mezclaban hijos de pobres, ricos, argentinos e inmigrantes, religiosos y ateos.
Y creo que eso me hizo mucho bien.
El nuestro, como los de toda la región, es un país de inmigrantes, así nació y así será y así lo indica nuestra constitución.
Pero insisto en que los cambios, inevitables, deben ser graduales para que TODOS podamos integrarnos y que ninguno sea expulsado de su lugar mediante ninguna forma de violencia.

Jorge Devincenzi dijo...

Por que será que el antisemitismo es una definición comprobable, sustantiva, y el antiperuanismo no, y el anticabecitismonegro tampoco? Por el hecho de que el agresor le haya dicho "judío" a la víctima, no veo que sea un ataque antisemita. Así, cuando el rabino Yousef del partido Shaas de la derecha israelí dijo que Hitler, en los campos, había purificado a la nación judía, estaba haciendo antisemitismo? Es posible que un rabino sea antisemita?

Anónimo dijo...

"La URSS se fue, se evanesció, y resulta increíble. Hoy, miles de muchachas rusas, bellas jóvenes de ojos celestes, se ofrecen como prostitutas en diarios de Europa."
hablando de racismo quien habrá escrito esto? es increíble no?.. seria menos grave si fueran feas y de ojos negros?

Jorge Devincenzi dijo...

Eso es buscar racismo donde no lo hay. Las rusas son efectivamente rubias etc. me extraña que un progresista recurra a un concepto tan racista como el racismo. Creer en la existencia de razaS es absolutamente discriminador, producto del pensamiento etnocéntrico.

Eva Row dijo...

Diego E

siempre aportando conceptos, gracias.

Además DiegoE, Clarín quiere instalar climas que condenen al gobierno. Desde el clima de inseguridad frente al delito, al de inseguridad jurídica o al de antisemitismo. Este úlitmo clima se juega como una pieza "de oro" hoy, considerando el simbolismo internacional que este asunto ha llegado a significar, desde que el Estado de Israel lo juega a favor de intereses imperiales. Eso es lo que pretende encender Clarín, el clima del antisemitismo en la Argentina.

Lo que digo es que, si Clarín tuviera interés en denunciar al racismo, lo haría con la persecución a los peruanos que se registra en el barrio de Once.

Eva Row dijo...

Mordi,
otra gran contribución a la radiografía del discurso de derecha que ensalza a Europa.

1) Si somos París, somos cosmopolitas y no nos molesta que los inmigrantes formen parte del paisaje.
2) Si admiramos a los estados de Europa, incluímos que han sido precursores de la seguridad social.

Gracias

MC. Operador Visceral dijo...

A ver aclarando. Dije que el racismo está a la orden del día de modo que "el ecumenismo del barrio es casi asombroso" referiéndome a que todo podría ser mucho peor me asombra que no haya conflictos generalizados mas alarmantes.
Me consta, por trabajar en la zona.

MC. Operador Visceral dijo...

Durante las ocupaciones en Lugano estaba dando clases a una nena de una familia árabe, la señora, hija de inmigrantes cristianos libaneses escapados de la guerra, mirando la TV me dijo: - La culpa es del gobierno, yo que trabajo en migraciones te lo digo. Dejan entrar a cualquiera, paraguayo, peruano, boliviano. Habría expulsarlos a todos y cerrar las fronteras y que quedemos solo nosotros los argentinos. (sic) "El racismo está dentro nuestro"

Jorge Devincenzi dijo...

Hoy, en Paris mismo se prohibe el velo islámico, se persigue a los turcos aunque son los trabajos que, como aquí, no quieren hacer los "blancos".

Eva Row dijo...

Carlos G

Vos imaginate lo que fue para un ruso vivir la guerra del 14, luego la revolución de octubre del 17, la Segunda Guerra, Stalin, Kruschev y Gorbachof, y luego la caída de la URSS. Me contó un diplomático soviético, el cónsul, que su padre era el que viviría todo eso junto a lo largo de su vida, y que saludaba deseando "una larga vida sin cambios".

Los cambios pueden ser abruptos o lentos. Nos toman por sopresa o nos penetran sin sentirse.

Los cambios que nos favorecen, que nos benefician, que nos traen fortuna, los queremos rápido, ahora, no mañana.

Los cambios que no nos benefician los queremos lentos, que nos den tiempo a prepararnos.

Pero no podemos elegir. Cuando estamos bien somos conservadores del statu quo. Cuando estamos mal somos revolucionarios.

La vida es cambio y nadie puede controlarlo. No se puede pedir que los inmigrantes vengan de a poco, ni que se adapten a nuestras costumbres enseguida. Ellos son generalmente los más pobres de sus países de origen, los que se adaptan menos a la cultura adonde se mudaron, y vienen a su vez de la exclusión en sus propios países.

No podemos tratar a los inmigrantes con la misma vara con la que tratamos a nuestros vecinos clásicos que no se comportan bien como cuadra socialmente. La situación de inmigración es caótica y muchas veces desgarradora.

Si te tiran la basura fuera de hora, podés decírselos amablemente. Puede que te escuchen más que los que tienen desidia y son habitantes naturales de tu barrio.

Yo sufro igual que todos la mugre del barrio de Once, a la que contribuyen, por supuesto, también los peruanos. Pero no salgo a vivar a la Policía cuando los corren.

Hace un tiempo se mudó una familia peruana a mi edificio. Los domingos temprano comenzaban con música cuartetera a todo lo que da y las ventanas abiertas de par en par hacia el pulmón interno del edificio.

A mí los domingos a la mañana me gustan silenciosos. Si escucho música es bajito y tangos o música clásica. Me volví loca con la música cuartetera.

Una vecina sacó la cabeza y gritó "peruanos de mierda, bajen esa música". Yo salí a mi patio a gritarle a la que gritó a los peruanos, a pesar de que la música me molestaba.

La música siguió sin que a los dueños les importara el insulto. Entonces saqué mi radio estéreo poderosa al patio y puse un tango de Gardel que estaban pasando a todo lo que da. Las dos músicas se confundían y era un loquero. Me quedé en el patio mirando para la ventana de la familia peruana.

La mujer peruana sacó el cuerpo, me miró y me preguntó si me molesta la música. Le contesté que sí por favor, que ella baje su música y yo bajo la mía, así las dos escuchamos en nuestras casas sin molestar al otro. Y se terminó para siempre el problema.

Eva Row dijo...

Mc Operador Visceral
entiendo lo que quisiste decir. Es así. Acá se forman comisiones de vecinos que van a hablar con el comisario para que haga algo contra estos peruanos y bolivianos. A mí no me invitan. Se vé que se dieron cuenta de que yo estoy del otro lado. Al anterior de la séptima lo fueron a ver, y al volver me contó una de las que fue, que el Comisario dijo que a la Policía le atan las manos. Me imagino los comentarios sobre eso de que los derechos humanos son para los ladrones que entran por una puerta y salen por la otra. El nivel de democratización de la población porteña es lamentable.
Si convivimos en armonía es porque se abstienen de demostrar lo que piensan porque de alguna manera el discurso de los derechos humanos impuso algo de contención. Muchos dicen que los Montoneros están en el gobierno. Antes de Néstor Kirchner todavía se escuchaba decir que en el Proceso no había robos. Pero ahora exaltar a la Dictadura ha caído en desgracia como discurso aceptable. Por eso se callan, pero lo siguen pensando. Lo veo por la reacción en la calle cuando la Policía interviene.
El propietario del comercio de enfrente al mío, una vez agarró de la camisa a un hombre que empezó a comer de una bandejita y se sentó en el umbral de una de sus vidrieras, y le dió una patada con lo que lo tiró al suelo contra el cordón de la vereda. Vino la Policía y no le dijo ni "mu" al comerciante. Y se juntaron muchos peruanos a solidarizarse con el hombre agredido, y dijeron cosas bien claritas, que los discriminamos, que los matratamos, que quieren radicar una denuncia. Pero la Policía los desalentaba a hacerlo, porque decían que "no pasó nada", que no había ningún golpe visible.

Mordi dijo...

Eva, es que el discurso tilingo no ensalza "Europa", ensalza algo que no existe.

Con la referencia a "París" quise decir exactamente lo que vos entendiste y expresaste en tus respuestas.

Jorge Devicenzi: de ninguna manera niego el racismo que existe en Francia ni las medidas que toma el Gobierno francés ni las políticas que impulsa la presidencia francesa a favor del racismo.
Me refiero al tilingo argentino que te habla de "París" (o de otra gran ciudad) pero que no toma en cuenta la diversidad cultural como elemento que define la grandeza de esa ciudad a la que dice admirar. El facho francés que odia a los argelinos y a los franceses de origen argelino está en la misma situación. Y en general tiene la mentalidad "pueblerina" a la que alude Eva.
De hecho, en París gana el PS desde hace rato y el intendente, B. Delanoë, hace mucho políticamente en favor del respeto por la diversidad.

Anónimo dijo...

Aparición con vida del ratig de Florcita Peña ya!
Pobre Florcita Peña!
Encima de ser kirchnerista hasta la inmolación tiene menos rating que "Café las Palabras"
Bonzomanía para todos y todaaas!!!

Jack Celliers dijo...

¡Cómo me gustan las cuestiones identitarias! Sirven para dividir a la gente y hacer que peleen por intereses que nunca son los suyos.

Como dice Diego, se trata de un catalizador. En España el inmigrante de medio oriente o Africa Subsahariana no es "árabe", es "moro". Las Doña Rosa españolas no son muy sutiles en verdad, hace poco escuchaba a una decir candorosamente: "Es que yo no soy racista, no tengo nada contra los árabes, si yo he visitado Dubai... Mi problema son los moros".

O sea, mi problema son los pobres.

La burguesía toca la trompeta en nombre de una identidad cuando necesita que alguien se ponga a su disposición como carne de cañón. El caso de Israel es interesantísimo: los colonos judíos parecen tener una marca en la frente: "Prime". Se los usa como fuerza de choque, y eventualmente se los remueve como peones. Y la propia población israelí vive una vida esquizofrénica y riesgosa en beneficio de su burguesía.

Las divisiones tribales son la herramienta de la que se sirve históricamente el imperialismo para mantener a las ex-colonias controladas ¿Alguien se acuerda del despelote entre Tutsis y Hutus? Bien, no son etnias, ni culturas, ni tribus, ni nada; su orígen el mismo. Sólo que las antiguas autoridades coloniales dividieron a la población (otorgando documentos de identidad distintos y algunos derechos asimétricos) en estas dos categorías en base a vagas mediciones de altura y rasgos faciales tan rigurosas como: "A ver, parate ahí... ajá... OK, mirá para acá... ajá... Listo, tomá, a partir de ahora sos tutsi".

O sea: donde no haya una identidad precisa, no hay ningún problema, ¡la fabricamos!

- Eso porque vos no tenés que tomar el bondi repleto de bolivianos.

Querido pálido: si vivís en un barrio pobre, tomás el bondi con gente pobre y estás rodeado de pobres... adiviná qué: sos pobre. Ellos vienen de Bolivia y tus abuelos vinieron de más lejos, pero vos y ellos están condenados al mismo destino, laburar para vivir. Peleate con ellos como un boludo que tu patrón te palmeará la cabecita, pero seguirá viviendo de tu trabajo y el de ellos.

La identidad es un divino consuelo; nacional, religiosa, cultural, futbolística. La burguesía jamás nos dará nada por ella, pero si las papas queman nos ofrecerá los despojos de lo que podamos arrancarle a alguna otra tribu que se nos ocurra considerar "incorrecta" porque viene a usurpar nuestro inalienable derecho de ser explotados por gente como uno.

Gustavo Berger y Carlos Balmaceda dijo...

Fragmento del show "Los muchachos humoristas" sobre racismo: "Me llama la atención cuando dicen 'los bolivianos y los paraguayos les sacan el trabajo a los argentinos'. Yo lo que veo son albañiles paraguayos y verduleros bolivianos. ¿Te sacaron esos trabajos? ¡Sacáselos vos a ellos! Levantate a las 4 de la mañana a hombrear cajones, subite a un piso 40 sin arnés y bancate ahí arriba viento, lluvia y frío".
Los esperamos en Perú 272 sábados y domingos a las 20, entrada gratuita. (Perdón por el chivo, Eva, pero a cambio dejamos esta perlita del show para fogonear el debate)

Carlos G. dijo...

EVA:
O sea, no te mudaste de edificio porque no te gustaba la música que ponían, no?
Les hiciste entender que estaba mal lo que hacían, ¿no es cierto?
La familia peruana entendió, ¿no es así?
Bueno, ahora, entonces, estamos de acuerdo.
Opino que el inmigrante, en principio, debe adecuarse, minimamente, (repito: mínimamente) a las formas de vida del lugar al que llega; algunos, muchos, tienen la voluntad de hacerlo, otros no.
Sé de lo que hablo, mi esposa es docente hace 25 años de una escuela primaria pública en una zona muy humilde del GBA donde la mayoría de los pibes que concurren son hijos de inmigrantes.
En ese proceso todos nos mezclamos y nos interinfluenciamos y vamos cambiando nuestras formas y costumbres, el lenguaje, la comida. Todo.
Eso requiere tiempo.
No me digas que planteo que se requiere tiempo porque el cambio no me conviene.
No me trates de hipócrita porque la discusión pierde sentido.
Plantear que hay que aceptar sin más que un grupo de inmigrantes pretenda imponer sus formas y maneras en el lugar al que llegan (so pena de ser calificado de racista) es, en mi opinión, equivocado y fomenta la discriminación y el aislamiento, no la inclusión.

Eva Row dijo...

Carlos G

Tu planteo es muy importante. Y creo que es una oportunidad para decir algo que tengo atragantado:

La vida democrática con aceptación de los derechos humanos, de la pluralidad y la diversidad, no es una vida plagada de flores y perfumes, de "amor y felicidad" entre todos, donde todos nos amamos, nos damos un abrazo de hermanos, y bailamos todos juntos la danza de la vida. NO. Eso es la hipocresía.

La aceptación del otro como igual, es la mayor de las mentiras. El "otro" no es el igual, ni debe ser igual. Si el "otro" es igual, entonces es fácil aceptarlo. El "otro" es el diferente.

Lo difícil es la aceptación del DIFERENTE. Si aceptamos al diferente, pero a condición de que se convierta en un igual, entonces no aceptamos nada. Estamos "forzando" una igualdad.

Aceptar no quiere decir "amar". Y ahí está la trampa. Aceptar los derechos del DIFERENTE, y respetar al diferente, nos cuesta mucho, es duro, y así debe ser. Si fuera fácil no hubiera habido problemas. Los hubo y los hay, porque es difícil.

Es difícil convivir con el DIFERENTE. Que no te guste, es lo NATURAL. Es NATURAL que nos gusten los iguales. No es NATURAL que nos gusten los DIFERENTES. Pero una cosa es el "gusto" y otra cosa es el respeto.

Tengo que respetar al que no me gusta, si no me gusta porque no es igual a mí.

Que yo RESPETE a alguien, no implica que ese alguien ME GUSTE.

Voy a ser clara: A MI PEOR ENEMIGO, AL QUE MÁS ABORREZCO, DEBO RESPETARLE LOS DERECHOS.

Es un sacrificio convivir con los diferentes. NO está mal que te vayas a vivir a otro lado si no lo soportás.

Yo no me voy del barrio, no porque no quiero, sino porque no me da el cuero económicamente como para trasladarme y porque aquí está mi trabajo.

Pero no me gusta, y no soporto, las noches en que me despierto entre gritos, porque un borracho le pega a su mujer y llega la policía, y como me pasó, ví cómo el borracho atacó al policía por la espalda, al que vino a separlo de estar castigando a su mujer. Y el policía se dio vuelta para defenderse tomando la capichorra, y asestándole en la cabeza de tal manera que el borracho cayó al pavimento y se golpeó la cabeza y muríó allí mismo.

Estoy harta de todo esto. Quisiera mudarme. Claro que sí. Pero no por eso voy a hacerles críticas culturales porque culturalmente sean distintos a mí. Como decía Marx, no podemos hacer responsables a las víctimas de un sistema de cuyos efectos son "criaturas".

Es un hecho, dos culturas se enfrentan. Y dos clases sociales también. Y como yo estoy munida de entendimiento, estoy llena de piedad y solidaridad por el OTRO que es diferente a mí. Y es mayor mi sentimiento de solidaridad que las molestias que puedo tener por sus diferencias culturales conmigo.

Pero que no me gustan, no me gustan. Que quisiera no verlas, quisiera no verlas.

Mientras estoy acá. Trato de hacer cualquier cosa para que no me agredan las diferencias, menos conminarlos, menos reclamarles que respeten la cultura nuestra. Trato de ser amable. Trato de encontrar la forma delicada de no herir su dignidad.

Lo que hice con la música fue dar una lección de convivencia. Sin ofender a la señora. Por eso ella me habló con respeto y yo a ella. Y luego nos saludamos con cariño por el pasillo.

Pero que me quisiera ir del Once, seguro.

Eva Row dijo...

ATENCIÓN COMENTARISTAS.

EL SERVICIO DE BLOGGER SE INTERRUMPIÓ DURANTE MÁS DE 24 HORAS.

AL SER REESTABLECIDO SE PERDIERON CONTENIDOS PUBLICADOS, ÚLTIMOS POSTS Y COMENTARIOS.

DICEN QUE VAN A REESTABLECERLOS, PERO ES POSIBLE QUE NO LO HAGAN.

ESTA ACLARACIÓN ES PARA QUE NADIE DE LOS QUE HAYAN VISTO PUBLICADO SU COMENTARIO PIENSE QUE FUE BORRADO VOLUNTARIAMENTE.

EN ESTE LUGAR FALTAN LOS ÚLTIMOS 8 COMENTARIOS.

uno dijo...

Eva, estoy casi seguro de haber leído lo de anti semita, o al menos nazi, cuando tenga tiempo voy a tratar de buscarlo, tal vez sea un error de algún diario.

Por otro lado sé muy bien que no es lo mismo judío que judío ortodoxo, pero hablaba de los ortodoxos porque son distinguibles del porteño promedio, así como los bolivianos del altiplano.

Por otro lado te aclaro que no es mi caso el del tipo que vive rodeado de inmigrantes latinoamericanos, pero así como me pongo en el lugar del inmigrante trato de ponerme en el del argentino de clase media baja de Buenos Aires que tiene que soportar discursos de reprobación de militantes del PO de Belgrano y Palermo. Creo que para entender el problema tenemos que entender también cómo surge el racismo. A mi no hace falta que me convenzan de nada, pero cuando sucedió lo del parque realmente me costaba muchísimo argumentar a favor de los inmigrantes, va contra el sentido común instalado, por eso trato de entender el fondo de la cuestión.

Leonardo Martín dijo...

Eva: Que bueno abrir este debate, vine al país en el 76 de vacaciones esponsoreado por un amable general que tuvo el mismo gesto con decenas de miles de chilenos, siempre tuve el sueño de conocer New York; la Ciudad más cosmopolita del mundo, cuando recale en Balvanera hace unos 10 años, cumplí mi sueño por poca plata; haitianos, senegaleces, europeos del este, bolivianos, peruanos, criollos de todas las provincias y credos y un sin fin de etcs. En 2008 con un grupo de vecinos fundamos BALSUD Balvanera al Sudoeste, Asc. de vecinos,(que presido) laburamos por un barrio mejor "para todos" haciendo lo posible por desterrar a esos enanos fascistas que habitan tantas almas vecinas.
Te dejo un abraso y nuestro blog, para que vean en que andamos: http://balsud.org/

Carlos G. dijo...

¡Esto es censura post-previa!
Reclamo la libertad de expresión (sólo para mí, claro)!
¡Que venga la SIP (o la CIA) y mire!
¡Bárbaros! las ideas no se matan!
:)

Tanto escribir boludeces para que venga la madre-naturaleza-tecnológica y te las borre?
Bueno, yo no pienso escribir todo de nuevo che...
Saludos

Eva Row dijo...

CarlosG
prometieron que van a recuperar los comentarios. Yo no lo creo pero, es una experiencia desmoralizante.

Almita dijo...

De últimas, es la de siempre.
Van a Europa, y les fascinan los mercados de comidas y frutos, siempre y cuando no sean de gitanos, rumanos o bosnios.
Una inmigración es cosmopolita y globalizada, la otra es una lacra social. Y ahí viene el racismo.
En eso no somos diferentes, si es morocho, come con la mano y se aguanta lo que venga, avanti con los palos.
Si es rubiecito y de ojos celestes, la pregunta es "¿por qué habrá venido acá?"
La portación de tez sigue vigente en todo el mundo, con el mismo signo.

Peruca y Bolita son insultos y así es, y no hay vuelta de hoja, no son gentilicios.

Que resumido sería:
asiáticos, no hay problema.
caucásicos, no hay problema.
negros y morochos, hay problema.
pueblos originarios, hay problema.

Que más resumido sería:
vencedores, no hay problema.
vencidos, hay problema.

saludos, Eva

Néstor Dulce dijo...

blog de humor K : ZONCERAS DE LOS GORILAS CRIOLLOS ... o lo que Aníbal no se animó a publicar.
Para no ser menos que don Arturo Jauretche o que Aníbal Fernández, yo también voy a publicar mi "Manual de zonceras". Un adelanto:
= Duhalde fue a consultar al médico por una grave colitis. El diagnóstico del doctor fue: "¡Ud no ...tiene diarrea! ¡Se está clonando!".
Y así, el cabezón salió contento de la clínica pues cree ir sumando adeptos para su nuevo partido político.
= Santo Biasatti fue papá y dijo en Telenoche que hace monerías y sonríe ... la bebé, claro. El, por de pronto, sigue serio como portero de velorio y más aburrido que ascensor sin espejo.
Leer mas en el blog
www.kikitodulce.blogspot.com Gracias

uno dijo...

Eva, ya no se si verás esto pero acá hay una nota de lo que decía antes. Tal vez no es estrictamente un buen ejemplo porque critica un informe, pero que fue hecho por un judío:

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-139026-2010-01-25.html

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...