Los textos se abren completos sin cambiar de página, clickeando "Leer completo"

18 de abril de 2011

La pata judicial de la Dictadura - Partícipe necesario

¿Qué hacían Sus Señorías ante secuestros, torturas y desapariciones o cuando recibían un hábeas corpus? y ¿qué hacen en la actualidad si les toca juzgar aquellos hechos?

Art. 45.- Los que tomasen parte en la ejecución del hecho o prestasen al autor o autores un auxilio o cooperación sin los cuales no habría podido cometerse, tendrán la pena establecida para el delito.

Llegó la hora de juzgar a los Jueces de la Dictadura, como partícipes necesarios de las desapariciones y la entrega de bebés con documentación forzosamente falsa.

Por el pacto de Olivos de 1993 se hace la reforma constitucional de 1994, por la que se crea el Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, que presiden el presidente y el vice de la Corte.

El Consejo de la Magistratura tiene una Comisión de Disciplina y Acusación que se ocupa de dar curso o descartar el inicio del juicio político a un juez.

Hace dos semanas, el Consejo de la Magistratura creó una subcomisión dentro de la Comisión de Disciplina y Acusación, para investigar la complicidad de los jueces durante la dictadura, y la disposición y celeridad para juzgar a los represores después de la dictadura.

Hay más de veinte jueces, algunos camaristas, con pedido de trámite de juicio político.

Aunque subsisten ciertas resistencias corporativas, para la mayoría de los miembros del Consejo –que tiene la facultad de promover la destitución de magistrados– hoy importa y mucho qué hacían Sus Señorías ante secuestros, torturas y desapariciones o cuando recibían un hábeas corpus, y qué hacen en la actualidad si les toca juzgar aquellos hechos.

Extractado de Página/12

8 comentarios:

luisk dijo...

Aqui hay que aclarar que ya avanzado 1976, se advirtiò que los habeas corpus en favor de alguien del cual sólo se reportaba su desapariciòn de los lugares a los que habitualmente concurrìa o su secuestro frente a algùn testigo o familiar que daba cuenta del operativo, no servían para nada.

O mejor dicho, servìan para que quedara identificado el abogado que lo firmaba, que obviamente no estaba clandestinizado y los familiares que lo hacìan como recurrentes.

Bastaba la descripciòn del hecho para desde el Juez hasta el ùltimo empleado del Juzgado supieran que todos los organismos del Estado a los cuales se les pidiera informaciòn sobre el hecho denunciado o la persona desaparecida, contestaran que no registraban ningùn antecedente de lo que se les pedìa. Comisarìa, Departamentos policiales, organismos militares y cualquier dependencia del Estado contestaba con un ritualismo cìnico que ignoraban todo dato sobre lo que se les preguntaba.

En tèrminos de poder efectivo, ningùn juez podìa hacer nada frente a esto ya que ni siquiera se les indicaba donde podìa estar la persona buscaba.

En ese plano podrìa sostenerse que hasta ahì, no eran còmplices de nada. Pero sí eran partìcipes de una infamia y una indignidad, porque si no podìan hacer nada tendrìa que haber renunciado y dejar de ser jueces. POrque un juez que no puede perseguir a los autores de un crimen, ha perdido la esencia de su funciòn.
En ese plano y para acotar algo que sirva, con los nombres de estos miserables, suficiente.

luisk dijo...

Se puede agregar algo más.
La dictadura 1966-73, no tuvo el nivel de perfecciòn sàdica que alcanzò el terrorismo de Estado a partir del 76.
Casi no hubo desaparecidos (y digo casi porque Nestor Martins, Misetich, Maestre, Verd y otros casos dan cuenta de los iniciòs de esa práctica tan inhumana).

Por eso muchos habeas corpus podìan prosperar porque jueces muy valientes se constituìan en el lugar que los denunciantes y sus abogados indicaban como asiento de la detenciòn y donde presuntivamente se podìa estar torturando a un detenido.

Tiro un nombre: el juez VIctor Irurzun que se fue a una comisarìa a las doce de la noche y logrò blanquear un preso polìtico. Una semana despuès una bomba le volò el auto estacioando en la puerta de su casa. Blanqueable porque
falleciò hace un tiempo.

Hombre digno y de un apellido que honra como una excepcion a la corporaciòn de magistrados.

Aùn asì hay otros que sencillamente se fueron a sus casas o trabajar de otra cosa. Ni heroes ni villanos pero que en tiempos donde muchos hombres decentes estaban muertos o fuera del paìs, sencillamente dejaron de ser parte de un aparato.

Desde ahì podrìa revisarse lo que pasò durante la dictadura. +

Eva Row dijo...

Luis, ¿y los Colegios de Abogados? ¿y los miembros de la Corte que puso la dictadura?¿no deberían explicar cómo pasaron esos años?

Jorge Devincenzi dijo...

Hay un problema adicional con la justicia, y son las propias leyes, el ordenamiento jurídico.

luisk dijo...

Los miembros de la Corte eran Heredia, Rossi, Videla Escalada, Gabrielli y Caride.
Varios de ellos o todos han dejado de pertenecer a este mundo de manera que ninguna justicia terrenal podría alcanzarlos.
Fueron designados luego de que el golpe del 76 destituyera a los jueces de la Constituciòn y formaron parte del engranaje represivo practicamente en forma incondicional.

Si algùn fallo que enfrentara a los mandos militares produjeron
(P.Ej. la liberacion de Jacobo Timmerman) fue porque tomaron partido por una interna dentro de las distintas fuerzas de la dictadura.

Si los tiempos me dan, te contesto en otro mail sobre los colegios de abogados pero te anticipo, en mi opiniòn, que su desempeño no fue reprobable, comparado con el de otros sectores.

luisk dijo...

No hay una respuesta uniforme para los colegios de abogados.

Por empezar en el distrito màs importante que era la Capital, no habìa Colegio.
Bajo la dictadura anterior, Lanusse habìa anulado un llamado a una elecciòn que en 1972 iba a constituirlo, porque advirtieron que un arco democràtico de centro izquierda, con fuerte presencia de abogados ligados a la defensa de presos polìticos y compromiso con los derecho humanos, ganarìa las elecciones.
Estaban en dos organizacones: la Asociacion Gremial de Abogados y la Asociaciòn de Abogados. La primera tuvo que disolverse porque le volaron la sede con explosivos de alta potencia y las TRES A persiguieron a sus comisiones directivas y miembros.

La segunda tuvo un comportamiento decoroso durante la dictadura y con bajo perfil, hizo lo que pudo en resguardo de las libertades pùblicas.

En el interior del país la conducta fue variable pero hubo muchos casos donde se intentaron registrar denuncias y colarse por cuanto resquicio ofrecìa la dictadura para enfrentar el terror.

Hoy la corporaciòn forense ha cambiado y las tendencias conservadoras son mayoritarias, pero hace cuarenta años la inclinaciòn era inversa.

Eva Row dijo...

Te agradezco mucho Luis, tu información me era desconocida totalmente. Se ve que la Dictadura hizo todo lo necesario para que la justicia no se interponga, y lo logró. Pero de esto se concluye que la pretendida "independencia" de la justicia es una falacia, ya que en este caso fue burlada en absoluto. ¿Cómo se puede seguir pretendiendo que la justicia es independiente? ¿Independiente hasta dónde?

Jorge Devincenzi dijo...

Muchos abogados desaparecieron. Centeno, autor de la ley de contrato de trabajo, es uno de ellos. No es tanto cambiar los jueces como cambiar la ley.

Pino Solanas, su política buitre y la resolución de Ballesteros

EN QUÉ CONSISTE LA POLÍTICA "BUITRE" DE SOLANAS 9/01/2010
Buitre, porque para conseguir el poder se alía estratégicamente con la derecha como un comensal, y la alienta al proceso de destruir al Gobierno creyendo poder así alzarse con el poder al fin de la destrucción, porque confía en que su discurso más verborrágico e incendiario que el de la misma derecha, va a poder eclipsarlo y finalmente va a poder liderar el último tramo de la destrucción y alzarse con el poder.
Leer el post..
RESUELVO: 1) SOBRESEER DEFINITIVAMENTE en la presente causa N° 14467(expte 7723/98) en la que no existen procesados (art. 434 inc. 2° del Código de Procedimientos en Materia Penal) 2) REMITIR copia de la presente resolución (mediante disco) y poner las actuaciones a disposición de las HONORABLES CAMARAS DE SENADORES Y DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA NACION para su consulta o extracción de copias de las piezas procesales que se indiquen a los efectos que estimen conducentes. TEXTO DEL FALLO Leer comentarios

Cuentos de vida

12/02/2008 EL HOMBRE DEL PODRIDO TORNILLO(cuento)
Voy caminando sin mucho apuro para abrir mi óptica. Desde lejos veo que alguien que no conozco está frente a la puerta. El hombre consulta el reloj en su muñeca. Cruza los brazos sobre el pecho. Levanta la cabeza hacia el cielo. Baja luego la cabeza y mira sus zapatos. Descruza los brazos y mete las manos en los bolsillos. Termina la secuencia espasmódica descansando su esqueleto sobre un auto estacionado, mirando la puerta cerrada de la óptica. Vuelve a mirar el reloj. Sigue...
22/02/2010 - UN ÁNGEL EN COLECTIVO (relato)
Yo estaba tan embarazada, que había pasado la fecha de parto y mi familia me cargaba con la siguiente pregunta ¿y cuándo vas a parir? Y yo me reía, esperando que la naturaleza se ocupara en cualquier momento de que llegara mi bebé.
Lady D también estaba embarazada de su primer hijo. El papá de mi hijo decía que nuestro bebé tenía mejor ajuar que el hijo del Príncipe Carlos. Eran épocas de todo importado, y yo, eufórica por mi maternidad, había comprado el mejor cochecito de Harrod's y las ropas y utensilios para bebé, de lo más hermosos que encontré. Leer completo...
06/03/2008 - LOS GLADIOLEROS (cuento)
En el baño empezó a gotear la ducha. Hace de esto cinco años. Llamé a uno de esos brujos de la humanidad que atesoran saberes aquilatados y añejados en paneles de roble, uno de esos que miramos las mujeres agachando la cabeza, reconociendo nuestra inferioridad por efecto de la prueba contundente.
El plomero, que aparece con su bonete inmenso sobre el cual tiene una estrella, trae consigo herramientas que como la varita mágica, sólo obedecen a su secreto conjuro. La casa es un poco vieja, me dijo al irse, la próxima vez no le va a poder cambiar el cuerito a la canilla, va a tener que cambiar los caños. La sentencia estaba echada.
Cinco años después, es decir, ahora, se volvió a romper el cuerito y volvió a gotear la ducha. Leer más...
9/10/2008 - LOS JUDÍOS Y LOS REYES MAGOS (cuento)
Era la mañana del 6 de enero de 1954. Verano. En ese año yo iría al colegio por primera vez. Era la hija mayor de un matrimonio de judíos polacos inmigrantes. Teníamos un local de comercio seguido de vivienda, como había entonces. En el local, estaba mi papá. En la cocina de la vivienda, estaba mi mamá haciéndome el desayuno. Mis dos hermanitos, de 3 y 4 años, estaban aún en las cunas. Yo desayuné, y como hacía todos los días, salí a la calle a jugar con mis amiguitas. Serían las 10 de la mañana. Salgo a la calle y lo primero que veo es que todas mis amiguitas están juntas, y tienen algún juguete en la mano. Me extrañó muchísimo.
La Susi, mi mejor amiguita, tenía una enorme muñeca de trapo que yo no conocía, y la abrazaba y la ponía en el suelo a caminar, y la muñeca blanduzca se bamboleaba sacudiendo las trenzas rubias de hilos de lana de tejer.Leer Más...
16/09/2008 - MI LIBRO DE LECTURA DEL 55 (cuento)
El 16 de septiembre de 1955 yo tenía siete años, y estaba en "primero superior" (hoy segundo grado) de la escuela primaria.
La Revolución Libertadora trajo un cambio a la Escuela. Desaparecieron los carteles que cubrían las paredes en su parte superior tocando el techo de mi aula. De letras inmensas, decían "Segundo Plan Quinquenal-Perón cumple-Evita dignifica". La palabra "quinquenal" me encandilaba con sus sonidos juguetones, y no entendía bien qué quería decir "dignifica".
La presencia de Perón y Evita se trocó por paredes ascépticas, vacías, que me impresionaron cuando volví a la Escuela, después de unos días de asueto. El retrato de San Martín lucía ahora solitario y único símbolo del aula, como frío testimonio en blanco y negro de una historia lejana, sin la companía de aquellos carteles de colores alegres, de fondo amarillo y letras rojas, que representaban cosas del presente. Leer más...
13/11/2008 - GUEFILTE FISH (cuento)
Como yo soy la intelectual de la familia, mi cuñada Rivke me tiene envidia. ¿Qué creías? Te voy a contar lo que pasó. Era Rosh Hashaná y mamá invitó a hacer fiesta en su casa. Yo no le dije que no, ¿qué, acaso quiero cocinar para diez personas? Si a ella le gusta, que lo haga ella. El día que no esté mamá, va a ser otra cosa. Ahí voy a tener que cocinar yo, porque no voy a esperar que mi cuñada aprenda a cocinar, ni voy a comer esas porquerías que hace que no tienen gusto a nada.
Bueno, te estaba diciendo. Resulta que me puse a leer la historia del guefilte fish, en un libro antiguo de cultura idish. Vos sabés que a mí me gustan los libros, no voy a dejar de leer libros sólo para que mi cuñada no se sienta mal. Entonces leí que el guefilte fish estaba formado por tres distintas clases de pescado por una razón. Yo siempre me pregunté cuál serìa la razón de que fuera necesario hacerlo de distintos pescados. Leer más...
24/12/2008 - UN CUENTO DE NAVIDAD (cuento)
A pesar de ser judía, celebré Navidad mientras duró el matrimonio con el padre de mi hijo, que murió en el año 1994. Era gallego, socialista y agnóstico, pero le encantaba la Navidad, una costumbre que su madre engalanaba con una enorme Empanada a la Gallega que quedó en la memoria de sus cinco hijos. La Empanada a la Gallega de Doña Encarnación, a quien no tuve el gusto de conocer porque llegué tarde a la vida de esa familia, se repetía cada Navidad, con el consiguiente comentario obligado, “nada que ver con la que hacía la vieja”.

Mi nene era muy chiquito, recién ese año se había dado cuenta del personaje de Papá Noel. Su papá se disfrazaba y hacía las delicias de todos los chicos. Le habíamos dicho que iba a venir Papá Noel, con una bolsa de regalos. Leer más...
04/05/2008 - BUNGE ME SALVÓ LA VIDA (relato)
Bunge me salvó la vida con el mismo extraño mecanismo con el que mi hermanito descubrió la palmeta. Primero cuento la historia de mi hermanito. Después retomo con Bunge.
Capítulo 1. El extraño caso de mi hermanito y la palmeta
Un día apareció Raid.
Un aviso novedoso decía por televisión: ¡con la palmeta NO! ¡Llegó Raid! y aparecía en un dibujo animado, una palmeta estrellando insectos en la pared enchastrada de moscas aplastadas, y luego una señorita disparando el Raid por el ambiente. Mi hermanito y yo estábamos mirando televisión, y ambos nos asombramos. Leer más...